domingo, junio 26, 2022

El café de los corazones rotos...


Mi madre solía decir que el amor nunca se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas.

-Déjalo salir a raudales- decía -Abre tu corazón y no tengas miedo de que te lo rompan. Los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos acaban convertidos en piedra.

  

(Penélope Stokes) 





domingo, junio 19, 2022

Palabras prestadas de Benedetti...

 

 

Me gusta el viento. No sé por qué, pero cuando camino contra el viento, parece que me borra cosas. Quiero decir: cosas que quiero borrar.

 

 

 


domingo, junio 12, 2022

Cuestión de perspectiva...


 Desde mi aldea veo tanto universo

como puede verse desde la tierra...

Por eso mi aldea es tan grande como cuaquier otra tierra,

porque yo soy del tamaño de lo que veo,

y no del tamaño de mi estatura.

 

Texto: Fernando Pessoa

Imagen: Lisandr0 Rota

 

 

sábado, junio 04, 2022

Adiós querido Kay...

 

Te fuiste como llegaste, por sorpresa...

Has estado con nosotros tres años, tres años que nos ha sabido a poco... Nunca conocimos tu edad y nunca la sabremos. El azar, el destino, la vida nos unió y eso era lo único importante. En este tiempo juntos nos llenaste de felicidad, alegría y cariño, y nos brindaste tantos momentos bonitos que te lo tengo que agradecer. Siempre me pintabas la sonrisa y me brotaba el amor a raudales con tu ternura, eras un ser adorable y especial, una bolita de afecto, un ángel de colores vibrantes, un regalo maravilloso, una auténtica bendición. Nos queda tu recuerdo y la suerte de haberte podido cuidar, conocer y querer, porque... ¡cómo te hemos querido! ¡cómo te has hecho querer...! Como digo nunca sabremos tu edad, ni tu nombre, nosotros te dimos uno y me consta que te encantaba. Elegiste a Ramón como tu salvador cuando andabas perdido por la calle, tuviste buen ojo en tu elección, estabas destinado a estar con  nosotros, llegaste a casa y te convertiste en mí tesorete perdido y bonachón, siempre afable, siempre bueno, amante de las pipas y la música, imitador de los mirlos, cantante tímido que desplegabas tus trinos cuando te creías a solas. Te gustaba que te contara historias, que me inventara la tuya, que te cantara canciones, que te mirara todo el rato y te prestara atención y si no lo hacía me dabas toquecitos con el pico para recodarme que estabas ahí, siempre receptivo, siempre presente, siempre adorable. Hoy hace una semana de tu partida y te extrañamos tanto que duele, te vamos a recordar siempre y no te vamos a olvidar nunca...¡Fuímos muy afortunados por tenerte!

Te adoro Kay Kay...

Vuela alto mi gordito bello...

Mi tierno bebé hermoso...

Vuela, vuela, vuela...

Kay, Kay, Kay...








domingo, mayo 29, 2022

Pájaro azul...


 -¿Quieres café? - ¡Sí, ya sabes, dos de crema sin azúcar!.

Y mientras vacía las semillas de girasol sin cáscara en un comedero para pájaros, en forma de casita blanca norteamericana, que usa desde hace un año para alimentar a los pájaros de colores que a diario visitan su hermoso y verde jardín; le dice a uno de ellos como si pudiera entenderla, es un pájaro azul que ya tiene meses visitándola poco antes del desayuno.

-Con tu peculiar canto pareces decirme cuídate, cuídate ¡qué imaginación la mía, jajaja!

El pájaro azul trina más fuerte la melodía y al no ver respuestas en su dulce y ojeroso rostro, vuela y triste ya en lo alto piensa:

<<Si por favor cuídate que cada día le pone un poco de veneno a tu café>>.



Texto: Gloria Fuerte




domingo, mayo 22, 2022

Un antiguo texto médico tibetano dice...

 

Las conciencias de los sentidos surgen de la mente. La carne, los huesos, el órgano del olfato y los olores se forman del elemento tierra. La sangre, el órgano del gusto, los sabores y los líquidos del cuerpo, surgen del elemento agua. El calor, la coloración clara, el órgano de la vista y la forma se forman del elemento fuego. El aliento, el órgano del tacto y las sensaciones físicas se forman del elemento aire. Las cavidades del cuerpo, el órgano del oído y los sonidos se forman del elemento espacio.

 

 

sábado, abril 30, 2022

 

Pasillo altos  llenos de gente baja

que se iluminan por diversión.

Estamos completamente vacíos

si no estamos medio llenos.

Y la caza es un éxito

si no disparas ni un sólo tiro.

Así como la ceniza mancha nuestros zapatos de gris

y la botella de la que bebemos se vacía.

Yo también me quedaré en silencio,

¿qué pasaría si dijera una palabra?

¿qué pasaría si ella me escuchara?

¿qué pasaría si ella me escuchara y respondiera?

Si...¿y si ella respondiera?

 

 

 

 

martes, abril 12, 2022

Araucaria...


El hueco que dejó la araucaria propició un cambio en el cielo y en la tierra. La cohorte de aves que descansaban a diario en la cumbre se vieron de un día para otro desubicadas sin su lugar de recreo.  Como vecinos de la 13 Rue del Percebe se distribuían por plantas y ponían banda sonora a la mañana con sus variados cantos. Los mirlos, las tortolas, las urracas, las abubillas y gorriones se quedaron sin su club social.

El aloe vera, me consta, añora su alargada sombra, la cual ha sido sustituida por la modesta penumbra que ofrece una sombrilla de playa, que no es lo mismo, ni lo será. Sus ramas como punzones elásticos ya no alfombraran más el cesped, así como tampoco sus piñas desfragmentadas volarán en bandada con el viento de levante.

Ahora si alzas la mirada, en el hueco donde estaba, ves las nubes pasar, cuando antes sólo veías su imponente estatura, espigada y navideña, majestuosa y venerable. La araucaria enfermó y ahora es leña, se fraccionó en infinitos trozos que caldearán muchos inviernos. Nada cambia, todo se transforma, sin ya estar sigue estando. Incluso está aquí y... está en tus ojos.

En el hueco que dejó ahora se esfuerza por crecer un árbol de aguacate, enclenque y atolondrado, con hojitas sin vigor que lo hacen parecer despeinado. Por el momento solo se ha posado en él una mariposa y con ella lo he visto temblar agitado, sin confianza, luchando como un funambulista por mantener el equilibrio. Aún así, sé que ese pequeñajo tiene vigor y unas raíces fuertes que lo afianzaran en su terreno día a día. Tengo confianza en él y espero que tiempo para verlo crecer.

 

 Texto: Bohemia