jueves, abril 15, 2021

Casa...

 


...Hay personas que son CASA, 

porque no hay palabra más bonita. 

Pues tú eres CASA, 

con todo lo que hay dentro, 

eres salvamento,  

eres calma, 

eres paz 

y eres hogar...

 

 

 


jueves, abril 01, 2021

El Abrazo...

 

Me dio un abrazo corto,

pero intenso,

de esa clase de abrazo que se siente

hasta en las uñas de los pies,

un salto mortal hacia la vida,

una caricia incandescente 

de esas que no duran

pero que queman,

algo repentino y fugaz,

un abrazo que podría darse sin brazos,

porque pertenece a la categoría del conjuro

y no a la escala de los achuchones.

Recibir un abrazo así,

de cuando en cuando,

es una prueba irrefutable

de que la vida a veces te regala

argumentos contra la soledad. 

 


(Luis Alberto de Cuenca) 

 

 

 

lunes, febrero 08, 2021

Palabras prestadas de Julio Cortázar...


 

Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, lo he visto. Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos. 

 

 

 

viernes, enero 08, 2021

Darlo todo por perdido...

 

Darlo todo por perdido.

Allí comienza lo abierto.

 

Entonces cualquier paso

puede ser el primero.

O cualquier gesto logra

sumar todos los gestos. 


Darlo todo por perdido.

Dejar que se abran solas

las puertas que faltan.


O mejor:

dejar que no se abran.





lunes, diciembre 28, 2020

Comunicación...

 

Entre...

lo que pienso

lo que quiero decir

lo que creo decir

lo que digo

lo que tú quieres escuchar

lo que escuchas

lo que quieres entender

lo que crees entender...

Hay diez posibilidades

de que haya problemas en la comunicación,

pero, al menos, 

intentémoslo. 


(Edmon Wells)





viernes, diciembre 04, 2020

Palabras prestadas de Emily Dickinson...

 


Si puedo impedir que un corazón se rompa,

no habré vivido en vano.

Si puedo aliviar el dolor de una vida.

o enfriar un mal,

o volver a ayudar a un petirrojo

de un desmayo en su nido,

no habré vivido en vano.

 

 

 

 

 

lunes, noviembre 02, 2020

Party...


 

A veces me parece

que estamos en el centro

de la fiesta

sin embargo

en el centro de la fiesta

no hay nadie.

En el centro de la fiesta

está el vacío.

Pero en el centro del vacío

hay otra fiesta. 





lunes, septiembre 14, 2020

Mi precio es ninguno...

 

-Ella: ¿llego tarde?

-Él: para mí, tú siempre llegarás tarde;

porque siempre querré que llegues antes-.



(Martín Casariego Córdoba)






martes, agosto 18, 2020

No cojas la cuchara...

 

 No cojas la cuchara con la mano izquierda.

No pongas los codos en la mesa.

Dobla  bien la servilleta.

Eso, para empezar.

 

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece. 

¿Donde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?

Le pondré un cero en conducta si habla con sus compañeros.

Eso, para seguir.

 

¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?

La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.

Si sigues con esa chica te cerraremos la puerta.

Eso, para vivir.

 

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.

No fumes. No bebas. No tosas. No respires.

Ay si, no respiras. Dar el no a todos los nos.

Y descansar. Morir.

 

 

(Gabriel Celaya) 







lunes, julio 13, 2020

sábado, mayo 30, 2020

Efectos...


Mi voz 
viaja por una curva blanca,
aterriza 
en tu aura brillante
y vibra 
por tu piel morena,
hasta llegar a tu alma 
pura,
donde tu rojo 
corazón
 se batirá 
en palpitos y latidos.



Texto: Bohemia




 

jueves, mayo 21, 2020

Palabras prestadas de Camino Román...



Está bien usar palabras como ‘rosas’
Palabras como ‘claveles’
Palabras ya muy usadas pero que quedan bien
Sobretodo si te las regalan
Cuando estas vivo.





jueves, mayo 14, 2020

Una fábula...



Un caracol quería volverse águila. Salió de su concha, trató muchas veces de lanzarse al aire, y cada vez fracasó. Entonces decidió volver a su concha. Pero ya no cabía, pues habían empezado a crecerle alas.



Texto: Mariana Frenk Westheim



 

jueves, mayo 07, 2020

El quimérico inquilino...



Dime... 
¿En qué preciso momento... un individuo deja de pensar que es él mismo?
Córtame el brazo, ¿vale? 
Y digo: "yo y mi brazo".
Córtame el otro brazo. 
Y digo:"Yo y mis dos brazos".
Sácame fuera el estómago, mis riñones... asumiendo que eso sea posible... Y yo digo: "Yo y mis intestinos".

¿Me sigues?

Ahora bien, si me cortas la cabeza...
¿Qué debería decir? 
¿"Yo y mi cabeza" o "Yo y mi cuerpo"?

¿Con qué derecho mi cabeza se llama a sí misma "Yo"?

¿Con qué derecho?





jueves, abril 16, 2020

La medida de mi madre...



No sé si te lo he dicho,
mi madre es pequeña
y tiene que ponerse de puntillas para besarme.
Hace años yo me empinaba,
supongo, para robarle un beso.
Nos hemos pasado la vida
estirándonos y agachándonos
para buscar la medida exacta
donde podemos querernos.




Texto: Begoña Abad





lunes, abril 13, 2020

Zapatos...


Cuando eres joven
un par de zapatos femeninos
de tacón alto  
inmoviles
solitarios en el ropero
pueden encender tus huesos;
cuando estás viejo
son solo
un par de zapatos
sin nadie en ellos
y nada más. 


(Charles Bukowski)



 

jueves, abril 09, 2020

Una persona sabia...


Una persona sabia realmente no intenta cambiar nada. Se vuelve tranquila. Tiene paciencia. Trabaja en sí misma. Observa sus pensamientos, observa sus acciones y se observa a sí misma cuando se enoja, se observa cuando se deprime, se observa cuando siente celos y envidia, y todo lo demás.
Poco a poco llega a reconocer: “Esto no soy yo. Esto es hipnosis, esto es una mentira”. Esta persona no reacciona ante su condición. En la medida en que no reacciona ante su condición, en esa misma medida se vuelve libre. Ya no le importa lo que los demás hagan. No se compara con nadie. No compite con nadie. Simplemente se observa a sí misma.
Observa la confusión mental. Nunca va por ahí gritando: “Soy la realidad absoluta. Soy Dios. Soy Consciencia”. Más bien reconoce de dónde viene y deja a los demás en paz.
Este tipo de ser se desarrolla a un ritmo acelerado. No importa en qué clase de aprieto se encuentre. No importa, porque este ser ya está libre.
Cuando la mente descansa en el corazón, cuando la mente no va allá afuera para identificarse con el mundo, cuando la mente descansa en el corazón, hay paz, hay armonía, hay puro ser.
Cuando permites que tu mente salga de tu Ser, esta empieza a comparar, empieza a juzgar, empieza a sentirse ofendida y ahí no hay paz. No hay descanso.



Texto: Robert Adams