lunes, agosto 06, 2007

En andenes que no existen...

 
En tu nombre hay un centro de sombra, bóveda apretada como la noche a tientas, un escudo de frío, pero ni tú lo sabes. Es un temblor preciso que te diferencia, como una absolución, como esa música de no pensar en nada. Te veo sin que me veas, con la tristeza suspendida del tren que nunca marcha, recordando estaciones en mitad de los adioses, el seguro andén en auge, el estruendo del vagón partiendo las palabras allá donde la vida sólo es huella y apenas una fiebre de sal desdibujada, apenas un paisaje por la ventana quieta. Te alejas mientras duermes y el deseo despliega su metralla. Todo es vainilla por venir, laberinto encendido, párpado que guarda en su fondo una muerte contigua, una grieta de horas sin mañana, ese espléndido asombro de los viajes y aquella emoción errante. La madrugada es un cuerpo pronunciado como lo siento ahora, una derrota evidente. Quiero grabar en la noche tu sístole minuciosa, que la estrecha arquitectura de tu mano no pierda la alegríade ser araña ciega por mis sienes, feliz como lo que no va a repetirse. Dentro de ti suena una luz astillada, una humana oquedad de ceniza cayendo, un mar que suplica, mientras me das la espalda, un fuego en el centro y su huracán diario. Todo lo voy mirando como por vez primera: la huida que es el sueño, su abstracta construcción, su líquida verdad donde avivar ausencias, su inflamable ternura de costumbre inédita...hasta que llegas de la nada con un corazón de esponja entre los dientes, con tu miedo, sin dolor, hasta que vuelve tu edad con su melena mojada de orillas cegadoras, en un recuerdo de lentas tardes en los trenes. Has dejado en la noche una herencia vulnerable, un humo sin testigos, porque esta intemperie habita en andenes que no existen si antes tú no los pisaste. ¿Somos ahí más ciertos?
En tu nombre hay un centro de sombra. Es un temblor preciso que te diferencia.
¿De qué renuncia ha nacido?¿De qué habitada niebla?
.
Texto: Antonio Lucas
Foto: Terry Ward

51 comentarios :

DémoNan dijo...

En tu nombre hay un centro de sombra... me quedo con eso, me ha parecido precioso... Besines.

fgiucich dijo...

Un texto que despliega una riqueza metafórica que abruma, en el buen sentido de la palabra, y me trae a la memoria un andén donde estuve mirando la partida del tren que se llevaba algo muy mío. Abrazos.

TOROSALVAJE dijo...

Me gustó mucho.

Besos.

Insomne dijo...

Lo decía Samuel, que pasaban cada martes muy despacio, ya de noche, para que los niños no pudieran verlos. Que pasaban más despacio que los otros, el traqueteo lento y dislocado, como de huesos de esqueleto bailando. Se sabía que venían porque el jefe de la estación atenuaba un poquito las luces, anticipando su llegada. Las mujeres se volvían entonces para no verlos y los hombres se descubrían, quitándose gorras, pañuelos, sombreros. A su paso se detenían las conversaciones, se entristecía la risa y el gesto, y quedaba en su lugar un silencio extraño, sobrecogido, un silencio de mucha gente, la suma de muchos silencios pequeños. Y a veces, sólo a veces, adultos que nunca antes habían hablado se cogían de la mano, y en la penumbra de los andenes se podía escuchar a alguno llorar un llanto bajito, avergonzado.

LOS TRENES NEGROS (Fernando León de Aranoa)

Un besote bohe..

mossèn dijo...

renfe ... de mal a peor !!! ... salut

CEL dijo...

Agradecerte tu parada en mi ánden,y agradecerte tus palabras.

Un fuerte abrazo.

Noa- dijo...

Andenes que atraviesan trenes que a veces se nos escapan...

Saludos

danielo dijo...

Para mí los viajes en tren son recuerdos muy dulces...

He tenido la inmensa suerte de que nadie se ha alejado de mí en él.

Niña dijo...

"...y aquella emoción errante".
Me encantó bella :-D
Besos :-*

fire dijo...

Esto es lo que diria mi amigo txanba, un orgasmo literario...
Sin palabras Bohe..
simplemente precioso.
;-)

spadelosviernes dijo...

Parecería que los trenes se llevan las cosas más lejos. Quizá sea porque lo ves alejarse, quizá porque las vías se quedan vacías y tú te quedas solo en el andén...
Besos

El Verbo Sabio y Divino dijo...

Precioso, me gusto mucho.

Cada linea, da margen para pensar y repensar y hasta para escribir.

Gracias por tu mano,

M.

alida dijo...

Así será en los trenes ver y alejarse, buen texto
Besos!!

Fantasma dijo...

solo quise pasar a desiros gracias por estar ahi en estos dias.

Besos.

txanba dijo...

podemos escribir nuestros viajes, y hacer de las letras algo que mas que un cuento necesario.

salu2.


tx.

Azul dijo...

La vida y los trenes...simbologia pura.

Bikos mil!

Ipodificada dijo...

Pura metáfora, me ha encantado.
Besos

peponitaYvenus dijo...

Hola. Soy parte de "mundomaltratado" y estoy compuesta de "sentimientos-de-algodon".Quería decirte q me gusta mucho tu blog, lo tienes bastante currado, le eche un vistazo estando en barcelona. Yo tb escribo aunque tengo q reconocer q a largo plazo, me influyen mucho mis sentimientos. Te invito a dar un paseo corto por el mio, ok? Un saludo.

el_Vania dijo...

Bohemia... los andenes no existían en mi ciudad... unos desaprensivos los borraron de la faz de la red... pero tú has tomado el tren nada más estar restaurados.
Gracias, gracias, gracias... y así elevado a la enésima potencia.
Un beso.
Salud/OS!

MentesSueltas dijo...

La madrugada es una derrota evidente... pues me resultó sensacional la descripciòn. Muy bello texto.

Te abrazo con el cariño de siempre.

MentesSueltas

Ricardo J. Román dijo...

Vaya, por un momento pensé que lo habías escrito tú. Me encantó la similitud del tren con el tiempo. Lo pude ver claramente. Es sorprendente este texto.

Besos!

Lucia dijo...

Hola chica como estas?
SALUDOS
me sigue gustando tu blog!!
muy beno :)
ciao!!

Cai... dijo...

me encantouuuu... nunca son tan poéticos mis viajes en tren...
"Todo lo voy mirando como por vez primera" :D
un abrazo sóbré algún andén tembloroso por un tren que se aleja
o se aproxima?

ltr dijo...

Precioso. Yo también intento escribir poesía. Me ncantaría que visitaras mi blog

http://diarioers.blogspot.com/

fire dijo...

como me alegra coincidir contigo en cositas...
ME encanta la pelicula , pero mucho mas cocinar.....
soy hija de una cocinera excelente.....excelente de verdad....
creo k nunca llegaré a estar a su altura....solo en las tartas creo k la supero un pokito...aunke en la reposteria tradicional...(pestiños, roskillos, torrijas, etc) ella sigue superandome....y eske ella es insuperable...
y lo digo emocionada Bohe...
tiene 58 años mi madre....y todavia sigue experimentando comidas nuevas...de als k luego me manda un tuperware para "mi aprobacion" con mi padre , su moto y su casco.....k parace la hormiga atomica con el casco....jajjaa...
teletuperware le digo yo.....jajjaa....
ains....
Bohe....he tenido muy mala suerte en la vida en muchas cosas....pero no en mis padres...tengo dos maravillas alas que adoro...espero que sigan sanos y conmigo muchos muchos años mas....

Un besito chocolateado como diria mi amiga jeni...
:-)
(k jjjjammmmbreeee....y yo a regimen)
:-(

Max dijo...

Hay lugares que nos son propios, que sólo nosotros conocemos. Hay una persona que nos habita, impenetrable para el otro y tan vulnerable cuando nos dirigimos a ella.

Hay sombras que nos pertenecen y que el sol no alumbra. Sólo algunos las intuyen.

Gracias por compartirlo y mil besos.

El Verbo Sabio y Divino dijo...

Mi beso,
que pases un lindo dia.

M.

Darilea dijo...

Es hermoso Bohemía, que lindo texto has elegido, a sido un placer perderse en la niebla entre andenes vacíos.
Besitos.

trini dijo...

Maravilloso texto, felicito a su autor.

El nombre de quién amamos siempre destila dulzor en nuestra boca...

Besos

BohemiaMar dijo...

Besitos viajeros.

La interrogación dijo...

Deja un poso extraño, como los jirones de la niebla cuando se va disolviendo.

Doncel dijo...

Los relatos donde están presentes: Estación, andenes, tren, etc., etc.
siempre tienen algo muy especial.
¿Qué nos espera después de ese viaje?
Saludos cordiales.

Renée dijo...

Qué texto tan bonito... Uau, no conozco el autor pero ahora mismo me pongo a buscar cosillas suyas... Gracias!

Clarice Baricco dijo...

Querida princesa, con lo que publicas deseas matarme? he llorado.

Abrazos muchos.

Amor dijo...

se está convirtiendo en una costumbre esto de que pongas a poetas con los que me une cierta amistad, aunque a antonio hace mucho que no le veo
¿me aceptarías de regalo un libro mío?
un beso
amor

Joup dijo...

De pasada como siempre debohemia.

almayer dijo...

bo, dentro de 11 días estoy en cai

achuchones

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Me caí de cama...

El Ruuuben dijo...

Ostia.. pues yo es el primer post tuyo que no he podido leer... había palabrejas rarísimas.. y yo soy de pueblo...
Pero claro, como no es tuyo me he atrevido a decirlo, jejeje...

Besicos mañicos y perdone usted mi ignorancia.

Celeste dijo...

Conozco a alguien cuya fascinación por los trenes le hará disfrutar muchísimo de este texto. Le haré saber.

Por mi parte, como no conozco uno de verdad, me subido al vagón de las imágenes en este andé... te contaré cuando me baje dónde me ha llevado.

Esto me llegó profundamente: "el estruendo del vagón partiendo las palabras allá donde la vida sólo es huella y apenas una fiebre de sal desdibujada, apenas un paisaje por la ventana quieta."

Beso celeste.

JeJo dijo...

Muy buenos los últimos dos textos ... y "Agosto a disgusto" también .
Entre éste y el de Hughes, aquél "De madre a hijo" es espléndido, éste tiene demasiadas palabras ...
Iguál, quién pudiera decirlas de ese modo !, no ?

Tú no paras núnca !

Gracias por compartir ...

vylia dijo...

De aquella que no se ve.

Un abrazo.

Mónica. dijo...

Bohemia, como estas? Hace tiempo que no nos visitamos. Me ha encantado lo que escribiste. Y leyendo hacia atrás me he dado cuenta de cuanto hacía que no venía. No va a volver a pasar. Siempre es encantador venir por aquí a leerte. Besos grandotes.

digler dijo...

y los trenes siguen su viaje, y hay quienes desconocemos sus destinos y sus proximas paradas, pero sabemos en que momento habremos de subir (y bajar)

precioso texto

Gerardo Omaña dijo...

Me hundo en el fondo de tus letras y siento tu alma adolorida, me adentro en ese abismo y te detecto con luz amanecida.
Me alegra y soy felíz de haberte hayado.

Recibe un beso en tu alma.

Kukilin dijo...

Bonito texto, lleno de nostalgia; Excelente narrativa, me gustó mucho.
Besitos dulce.

METIS dijo...

nunca me han gustado los trenes. siempre son adioses, nunca bienvenidas.

besos

Pablo dijo...

Los trenes (los de verdad, no el AVE) siempre son misteriosos y románticos.

Gran texto.

Besos.

Aquiles dijo...

Una fotografía impactante!

Y el texto es de los que se saborean releyéndolos.

Y a eso voy...

Gracias por compartirlos Bohemia.
Saludos.

Sirena dijo...

Exquisito texto, Bohe. Por un momento pude ver parte de vida subida en ese tren. Me hacía falta. Gracias, amiga. ;)

RomáN dijo...

Wow! Bohe! Uno de los textos más bellos que he leído!!! (Creo que deberé buscar sobre Antonio Lucas)

Es simplemente maravilloso, cómo con ese despliegue de palabras tan bellamente escritas se puede decir tanto!

Me quedo -para recordar y suspirar más tarde- con estas:

"porque esta intemperie habita en andenes que no existen si antes tú no los pisaste. ¿Somos ahí más ciertos?"

Un enorme y emocionado abrazo Bohe y un beso!!!