lunes, octubre 11, 2010

Las 4 leyes de la espiritualidad de la India...



La primera dice:
“La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado...

45 comentarios :

TORO SALVAJE dijo...

Yo es que discutiría cada una de las cuatro.
Soy así...

Besos.

Ana dijo...

Estas leyes dan que pensar...
Da la sensación de que hagamos lo que hagamos, bien o mal, tenía que suceder así. La gente que conocemos, los caminos que tomamos, las cosas que dejamos por el camino. Entonces, ¿era el destino?, y si era el destino, ¿no podemos cambiarlo? ¿nosotros decidimos nuestro destino o lo dejamos al azar? ¿y quien escribe el destino?
Que lío me estoy montando.
;)

César dijo...

No considero que se enfoque en la predestinación. Yo lo entiendo en el sentido de no perder fuerzas inncesarias en lamentarnos por lo no ocurrido, en lugar de centrarnos en el aquí y ahora. Creo que pensar en lo "que hubiera pasado" es una práctica ociosa si el precio es descuidar el presente.

Me encantó el post.

Josseiяis dijo...

Perfecto!

Anónimo dijo...

CUANTAS VECES NOS LAMENTAMOS DE LO QUE PUDO HABER SIDO Y NO FUE? CUANTAS VECES GASTAMOS NUESTRA ENERGÍA EN POSIBLES OPORTUNIDADES PASADAS QUE NO CUAJARON EN LUGAR DE CONCENTRARNOS EN LAS QUE ESTÁN POR VENIR Y QUIZÁS SI PUEDAN SER? YO LO VEO DE ESA MANERA, NO COMO EL DESTINO, SI NO MÁS BIEN COMO DICE CESAR...EN NO PERDERSE EN LAMENTACIONES. MUY BONITA ENTRADA Y ESTÉTICAMENTE PERFECTA COMO SIEMPRE.

SERGIO

Arita dijo...

Que sabiduría ..

AleMamá dijo...

Yo lo leo en cristiano y siempre he sabido que estamos en las manos de Dios y que nada pasa por casualidad, sin sentido y sin un plan eterno que sin embargo no coharta mi libertad.

Un beso

Lety Ricardez dijo...

Hola mi encantadora de lectores. Es grato volver y encontrarte firme en tu puesto, al pie del cañón como diría mi madrina. He disfrutado enormemente este texto. Lleno de sabiduría y de verdad.

Vuelvo al blog, ahora con mi voz en lugar de textos. Ojalá que me visites algún día. Las cosas terminan como dices y vuelven a iniciar en otro nivel, ya no en el mismo. Te dejo mi abrazo oaxaqueño siempre afectuoso.

Len0re dijo...

Lamentablemente no siempre respondemos a los sucesos vividos de esta manera (mas fácil) siempre le buscamos los 3 pies al gato, y preferimos sufrir a aceptar que lo que nos sucede es por que tenía que suceder. Yo la primera.

Besos

Rodolfo N dijo...

Fiel al espíritu Hinduísta, respetable y oobservable...
Besos,amiga

Trini dijo...

Cuatro leyes que podemos adecuar al espíritu de cada uno y al momento y a la circunstancia interna de cada cual.

Estoy de acuerdo, ahora mismo, en todas ellas.

Besos

virgi dijo...

En un comentario no puedo escribir todo lo que me sugiere. Así que lo pienso y te doy las gracias.

Besitos

alma dijo...

En definitiva es una llamada a la presencia

Mar dijo...

No creo que todo eso sea cierto, o quizás no sea lo que yo pienso pero que más da lo que vivamos en nuestras vidas será y después de que haya pasado quedará escrito en nuestra historia.... jejejjee
Un beso guapa

Mar dijo...

No creo que todo eso sea cierto, o quizás no sea lo que yo pienso pero que más da lo que vivamos en nuestras vidas será y después de que haya pasado quedará escrito en nuestra historia.... jejejjee
Un beso guapa

Gabiprog dijo...

Parecen cuatro reglas para evitar la especulación en nuestros pensamientos... Sí, eso a lo que somos tan adictos!!!

Espinar dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo, muchas veces buscamos que va a hacer el mundo por MI, cuando puede que nuestro proposito sea ayudar a otro (espero que yo no le sirva de advertencia)

Espinar xoxo

Alís dijo...

Vaya, error 503
Repito, pero resumo (o lo intento)

Estoy de acuerdo con el enunciado de la segunda ley, pero por razones diferentes. Creo que sólo viviendo lo que hemos vivido somos quienes somos. De haber cambiado algo, seríamos una persona diferente.

En general, estas leyes me recuerdan a la resignación cristiana. Y me pregunto, si toda nuestra vida está marcada y ocurre cuando debe ocurrir ¿qué gracia tiene vivir? No sé, no sé...

Interesante entrada. Invita a un largo debate

Besos

Robërtier dijo...

Confieso que soy fiel creyente de las causas y efectos.
El tiempo me ha dado una voz interna que me asombro.

Un abrazo y buenas vibraciones,

AdR dijo...

La cuarta premisa es tan cierta como la vida y la muerte. Yo es que debo tener un buda dentro por estallar...

Besitos.

Raquel dijo...

¿Entonces se basa en aceptar las cosas como vienen sin hacer preguntas...?
Me gusta su finalidad, es decir, la de ahorrarnos lamentos y sufrimiento, pero llevarlo a la práctica es mas complicado. Así es nuestra mente, siempre va más alla, no sé conforma con lo simple.
Interesnate entrada.
Un abrazo.

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Lamento estar en desacuerdo con las cuatro leyes. Igual que toro sentado habria que discutirlas.

Un saludo

Maria Coca dijo...

Qué bueno... después de reflexionar un poco sobre cada una de las cuatro frases... pienso que tienen mucho de verdad.

Un abrazo otoñal, Bohe!!!!!!

Nayuribe dijo...

Mmm... siento q estas lyen no dejan paso a imprevistos, son muy estrictas... creo q nunca se sabrá si en realidad las cosas son así o si nosotros vamos eligiendo caminos para seguir sobre la marcha.
besitos

Juan Antonio dijo...

Oh.

peyote dijo...

Me encanto la primera ley, de mucho tiempo paso por su blog, y no deja de ser un gran sitio.
Saludos.

Tomás Mielke dijo...

yo haría como Toro salvaje pero tal como está la cosa y empezó ya es mejor dejarlo tal como está así que evoluciono espertando tu siguiente entrada

un beso bohemio

Kalia dijo...

Creo que estos cuatro principios, que en realidad son el mismo, más que centrarse en la predestinación o cuestionar el libre albedrío, nos hablan de la imposibilidad ontológica del ser humano para conocer los designios de nuestra existencia. Somos lo que hemos vivido, exactamente cada instante particular e irrepetible que hemos vivido, las decisiones que hemos tomado, el modo en el que hemos respondido en nuestro continuo baile con los demás en el escenario del mundo. Me gusta y me tranquiliza) la idea de que todo sucede como debe suceder y en el instante en el que debe suceder.

fgiucich dijo...

Para tenerlas en cuenta. La sabiduría oriental es, siempre, un toque de atención a nuestra, occidental, forma de pensar. Abrazos.

Rosalmor dijo...

Hay Bohe!!! esto està difìcil, la sapiencia hinduista esta a toda prueba, comparto muchas cosas con esta disciplina pero...jejeje tendrìamos que discutirlo...BSS lejanos...

Manuel dijo...

A veces no es bueno nadar contracorriente...

Lety Ricardez dijo...

Vengo a darte las gracias por haber atendido a mi invitación, y a empaparme de las buenas vibras de todos tus lectores.

Me siento nuevamente en casa contigo y con quienes te leen. Vamos a ver como resulta este regreso.

Mi cariño para tí encantadora de lectores

ceroocho dijo...

Que bonito!

Enelmar dijo...

JJJ. Hola, por aquí de nuevo. Yo solo puedo decir que desde que hace años leí "Cándido" de Voltaire, tengo en el coco aquella frase del gran filósofo "El mejor de los mundos posibles" o "las cosas son exactamente como deben", no sé, pienso que a veces hay cosas que se podrían haber empezado antes, a veces hay errores de los que no se aprende (egoístamente lo sabemos antes y aún así...) y muchas cosas más, pero quizá si que debiera ser así, no lo sé. Te mando un abrazo.

Oréadas dijo...

La vida nos da y nos quita, por supuesto creo que todo pasa por una razón y que la adversidad es un aprendizaje de superación...
Cuando algo termina, siempre habrá caminos nuevos que recorrer. :-)
Un beso Bohe.
Pd: Tienes la nariz metida en "El tiempo entre costuras" te importaría decirme tu opinión, es el próximo libro que quería comprarme en el Círculo

Anónimo dijo...

Algo determinista para mi gusto :/
aunque tiene su toque

peponita y venus dijo...

Me gusta, aunque soy atea si tuviera que elegir un religión conecto mejor con las orientales. La segunda ley fue la que me llamó la atención porque había un filósofo (no estoy segura pero creo que era leibniz) que decía algo parecido, que todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene una razón, para él no había nada casual. Un beso

Sarvavita dijo...

Me encantan estás leyes! muy ciertas y algo para recordar cada día, hasta que nuestro subconciente las guarde!

Un Abrazo.

Merypipis dijo...

El Destino y el Azar, siempre tan enfrentados...y por otro lado tan cercanos...

Me encanta esta cultura, y su forma de sonreir a las cosas

:)

simplemente yo dijo...

La verdad es que muchas veces he leido este texto, y siempre me ha sorprendido y me ha encantado. Besos

UnMontondeCosasConMuchisimoSEntiDoOo... dijo...

Y esto Lo leí en el Momento Indicado..! deberías leerte las 7 leyes del kybalion también (=

Anónimo dijo...

¡Hasta los cojones de espiritualidad. Me cago en la India!

Sashita Kastowsky dijo...

Excelente reflexión!!!

Sashita Kastowsky dijo...

Supongo que la gracia de vivir tiene que ver con "evolucionar"
En La India se cree en la reencarnación, no así los criados como cristianos, entonces la idea es crecer, aprender, evolucionar y volver a una vida que nos merezcamos y necesitemos como parte de nuestra evolución espiritual. Al ser criados como cristianos se cuestiona mucho eso, ya que en la época de Constantinopla se prohibió y eliminó de los libros sagrados todo lo relacionado a la reencarnación porque se pensó que si los hombre sabían que tendrían una proxima vida para ser mejores, serían menos obedientes en esta... uy... me explayé demasiado! 😅

Randall dijo...

Esa es exactamente la forma en que deben verse esas leyes, no es destino, es solo que las cosas suceden así porque todo lo que hicimos antes nos llevaron a ellas. Cambiamos el destino con cada decisión que tomamos, pero ya la tomamos, entonces ya lo pasamos, se podrá enmendar luego si hace falta hacerlo, pero ya sucedió así, ya tuvimos un error o un acierto, una desventura o una buenaventuranza.