domingo, enero 21, 2007

Recuerdo cojonero...


 

El recuerdo le golpeó justo en medio de los ojos, ahí donde tenía unos vellitos oscuros que se negaba en firme a desterrar porque decía que era su código de barra particular... Cuando iba al supermercado le daban ganas de poner su cabeza en la cesta para que al pasarla por caja, junto con el pan, los tomates y la leche, le dieran su precio exacto en el mercado. Otras veces simplemente pensaba en ir a tasarse, otras soñaba con ponerse en subasta pública y otras, como hoy, se sentía devaluado. El recuerdo le había dado justo en el entrecejo y ahí se había quedado adherido como un post-it amarillo, incomodándole la visión de su presente y fastidiándole el día por gusto, era lo que comunmente se conoce como "un recuerdo cojonero". Su recuerdo era un par de piernas largas que se dirigían por un pasillo hasta la puerta arrastrando una maleta roja con ruedas. Su recuerdo era el sonido del ascensor engullendo las largas piernas y de fondo el eco del vacio en su casa. Su recuerdo era la visión de un hombre apoyado en un coche del mismo color que la maleta y las largas piernas dirigiéndose a él con seguridad. Su recuerdo era una centella encarnada que se alejaba de su edificio lanzando corazones por el tubo de escape. Deseando no conservar la memoria tiró con furia del recuerdo post-it arrancando varios vellos del entrecejo. Sabía que los recuerdos a veces dolían tanto como una depilación con cera, por ello decidió mantener la mente en blanco, al menos por unos días, cogió la brocha y un cubo de cal, pero los recuerdos igualmente siguieron acudiendo hasta su casa...





Texto: Bohemia



76 comentarios :

vylia dijo...

Sí, a veces duelen, pero no podemos hacer nada más que soportarlo cuando son necesarios.

Un abrazo.

Zarce dijo...

Una vez escuché que los recuerdos eran un justificativo al paso del tiempo
Los recuerdos son la cuenta bancaria sentimental que llevamos por la vida sumandolé deudas o valores
Aveces juntamos cosas que ni sabemos que tenemos y solo las encontramos en los sueños

Saludos

Miguel Cane dijo...

¿Qué le vamos a hacer?
La memoria de uno se alarga donde nuestra vida inexorablemente se acorta.

Te juro, de verdad, que muchas veces hay cosas que no quisiera recordar cosas que me hieren, me cabrean, me dan ansiedad... pero conforman una parte del tejido de mis sueños y del contexto de mi vida. Sin esos misterios dolorosos, los gozosos no tendrían sentido.

Un beso y gracias.

Alobada dijo...

A veces los recuerdos no nos dejan vivir los próximos recuerdos. Y eso no me hace gracia. Me pasa.

ka dijo...

Pero necesitamos los recuerdos para saber quiénes somos...
hay quien dice que son interpretaciones, no un registro...
a veces duelen, a veces curan :)
un besazo

metis dijo...

si fuera todo tan facil como ponerse a pintar... a los recuerdos hay que dejar que entres, es imposible negarles la entrada, pero luego hay que dejarlos marchar trnquilamente, por donde han venido y darles la sepultura que merecen que con lapida que diga "pasado".

besos

CEL dijo...

Dicen que de los recuerdos se vive, y cuando se recuerdan se malvive, pero forman parte de nuestra existencia, y como bien dicen se convierten en recuerdos cojoneros...

Un besazo.

Lunaria dijo...

No hay más remedio que cargar con la maleta de los malos recuerdos, o con aquellos, mejor dicho, que son hermosos pero que duelen. Ellos forman parte de nosotros.

MAX dijo...

Me ha gustado la atmosfera en la que has envuelto la historia y en el montón de posit en forma de recuerdos

Darhio dijo...

hay quien dice que los recuerdos, especialmente los malos recuerdos, son círculos en nuestra vida que no hemos tenido la valentía de cerrarlos.
Por eso.. una y otra vez, vuelven sobre sus pasos y no alteran los días.

Besos bohemios

Freyja dijo...

recuerdos que duelen siempre hay, el tiempo a veces diminuye el dolor
besitos y una linda semana
gracias por tus saludos en Sucesos
que estes muy bien, un abrazo



besos y sueños

Lety dijo...

¿Devaluado? Por quien o para quien escribiste este post, encantandora de lectores.
El año inicia y nos sume en reflexiones profundas.

Te dejo mi abrazo cariñoso

Robert Vandenbego dijo...

Hola! un blog realmente interesante y la foto del sillón repleto de post-its es total.
Un saludo ;0)

Robert Vandenbego

AZUL dijo...

Un recuerdo....es doloroso o lleno de valor...pero siempre nos acompañan, siempre.

Mil bikos.

MentesSueltas dijo...

Los recuerdos están allí, en un rincón, esperando nuestro momento de debilidad, para aflorar con todas sus fuerzas...

Excelnte.

MentesSueltas

zooey dijo...

Yo creo que los recuerdos tienen vida propia, que no dependen de uno mismo. Van y vienen a su antojo y juegan con nosotros como si fuéramos la casa paterna a la que siempre que quieras puedes regresar y quedarte cuanto se te antoje.

Pero también es cierto que de vez en cuando es muy bueno dejar la mente en blanco. Muy saludable.

Un abrazo, Bohe

koquira dijo...

A veces por más que queramos deshacernos de esos recuerdos cojoneros, los muy tozudos siguen por ahí erre que erre.
Buena historia.

TOROSALVAJE dijo...

Me quedé enganchado en tu relato como un post-it en la pantalla.

Me ha gustado mucho.

Besos.

Cazadora de almas dijo...

Sí es cierto que duelen pero no podemos vivir sin ellos...

Besitos!

susana dijo...

ains creo que estamos las dos con demasiados post-it tienes razón...

Trini dijo...

Por mucho qu eencalemos las paredes de la mente, jamás se borran los recuerdos, ciertos recuerdos que pasen los años que pasen siempre duelen...

Besos
PD: Te ha quedado muy linda la página.

antona dijo...

Duelen,pero no hay que olvidarlos,hay que superarlos.
bss

a morriña de Shaila dijo...

que bonito.tienes toda la razón pero hay que recordarlos por que te ayudan a no volver a cometer los mismos errores.
un beso

Esther dijo...

A veces los recuerdos son duros!!! Pero si no tuviéramos recuerdos... que nos quedaría¿? Tiene que haber de todo, bueno y malo. Así tb tenemos más capacidad para apreciar lo bueno.
XXX

Lis dijo...

los recuerdos duelen, los recuerdos vuelan
te sorprenden, te espían...
los recuerdos flotan...he intentado ahogarlos en más de una ocasión...

cariños,

Darilea dijo...

Nada se puede hacer para evitarlos son como nuestra sombra, siempre tras nuestros pasos.
Besitos.
Pd: Sorprendente cambio de loock

galafer dijo...

Hay recuerdos que con nada se borran, tal vez algún día lo agradeceremos!!

Laurentina dijo...

Gosto imenso de cá vir fazer uma visita tem sempre algo de inspirador e também de acolhedor.
Mais uma vez te deixo um poema...


Nós não queremos
O Mundo sofrido
Mas todos vivemos
No Mundo poluído.

Nós todos estaremos
Alerta dia-a-dia
Por isso só queremos
A paz e alegria.

Refrão
O mundo está doente
Por causa da guerra
Morre tanta gente
Inocente na Terra;
A Terra é madrasta
De tantas crianças
P'ra longe as arrasta
Cheias de esperança.

Deveremos rezar
Pela Paz do Mundo
Se a guerra acabar
Haja amor profundo.

Pedimos a Deus
Que acabem as guerras
E que os filhos seus
Se unam na Terra.

¨*+Fairytale*Princess*+ dijo...

hay recuerdos que matan

xnem dijo...

esa foto parece mi casa!, hay recordatorios por todos lados, la agenda no es suficiente y es que... tengo tantas cosas en la cabeza!

yole dijo...

Los recuerdos como las moscas de ese tipo...imposible es a veces espantarlos no con brocha.

Besos nuevos.

Hada Morena dijo...

A veces duelen los recuerdos por la lucha que se tiene de aferrarnos a ellos o dejarlos de una vez que vuelen con el viento mismo...

No creo que sea casualidad... pero hoy he leído más de un "post" cuyo tema principal han sido los recuerdos!

Un abrazo desde el Caribe!

& dijo...

Dicen que escribimos para recordar.

Yo creo que es al contrario, escribimos para olvidar. Para liberarnos de la necesidad de guardar esos recuerdos.

Y así, poder tener nuevos y mejores recuerdos.

Saludos.

Clarice Baricco dijo...

Hay que saber lidear con el pasado para que los recuerdos se conviertan en maravillosos, a pesar de que hayan tenido espinas.

Besos y cariños princesa.

Tarí Alcarin dijo...

Si mi querida amiga. Duelen y cómo duelen.

Lindo, lindo ha quedado tu blog!

Besitos, muchos!

Dammy dijo...

Hay que tratar de apostar por la depilación láser, más rápida y efectiva... Y adiós a los malos recuerdos. ;-)

Un blogbesico.

Noa- dijo...

A veces duelen, pero otras son lo único que nos quedan...

Saludos

simpulso dijo...

Y los post-it clavados al pecho con un clip, duelen mucho más...

||| hamahiru ||| dijo...

Es mi primera visita a tu morada, gracias a Darilea, fiel compañera lectora y receptora de mis visitas.. Un placer y divertimento. Curiosa historia de recuerdos. Yo quisiera poder arrancarme algún que otro post-it de la frente pero ya caerá algún día por sí solo... Gracias. Un saludo

Chocoadicta dijo...

Que nuevo look más bonito...
Hay recuerdos que duelen y que sólo el paso del tiempo consiguen disimular, que no eliminar...

Cotu dijo...

bueno pero estas ocsas son las uqe hacen que la vida sea emocionante

Adulter dijo...

No se puede vivir con ellos, ni sin ellos.
Los recuerdos, claro.

almena dijo...

Siempre están ahí, en "el cuarto de atrás", amenazando con volver...

un beso!

Alemama dijo...

No hay caso: la memoria es perdurable.
Saludos, Bohemia.

café cortado dijo...

Gracias por pasar por mi café. Un abrazo.

deskonocida dijo...

ME GUSTO MUCHISIMO TU BLOG...VOLVERE POR ACA A SEGUIR LEYENDO.
ESTE ARTICULO ESTA PRECIOSO!!

UN BESO

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gusto tu texto, sobre todo el parrafo final.

Abrazos.

Gladys Ames dijo...

SOLO AVECES.... DUELEN.. UN ABRAZO.:)

Câline dijo...

No es fácil... estar aquí parado con esa historia prendida a nosotros como una cola invisible.

Excelente Bohemia, excelente!

lune dijo...

que fácil sería todo si los recuerdos se fueran con cal..
Supongo que todos tenemos un recuerdo cojonero..
un beso:)

Nacho ® dijo...

Me acabo de llevar la grata sorpresa de encontrarme con alguien que puedo considerar de corazón, escribe mejor que yo.


Pasaré por aquí muy seguido. Visitame

Robert Vandenbego dijo...

Holaaa! ¡Te imaginas un Volvo diseñado por mujeres y para mujeres? te invito a que lo veas en mi blog. Saludos ;0)

Robert Vandenbego

cieloazzul dijo...

Los recuerdos siempre tienen aquella manía de causarnos nostalgias...
sobre todo cuando son cojoneros...
muchos besos!!!

FABCOB dijo...

Genial, me encanto esta pequeña historia, escribes que da gusto leer.

Gracias por la visita, y he de decir que yo tambien tengo como mi codigo de barras en medio de las cejas, jajjaja, nos leemos luego.
Saludos.

Irarrazabal dijo...

Esto me recuerda aquello de que el ser humano se forja a sí mismo or sus memorias...

Aunque duela... recuerdo...

Saludos desde Crónicas!

ecasual dijo...

Sí, esos recuerdos son así. Sólo retroceden con el fuego de otras vivencias.

dsdmona dijo...

Ojalá algunos fueran tan fáciles de olvidar como quitar un post-it.
Cada vez que te leo me gusta más

besos

mnez dijo...

Los recuerdos son nuestra vida en off. A veces los llamas y aparecen vestidos de nostalgia. Otras, sin reclamar su presencia, salen empuñando la cimitarra.
Saludos

TICTAC dijo...

Los recuerdos tienen buena memoria...siempre nos encuentran!!

Bella tu nueva casa, Bohemia!
Un abrazo!!

Miada dijo...

Me encanta el cambio que has dado por estos lares...

Los recuerdos no duelen, somos las personas las que hacemos daño.

Un beso.

Nacho Montoto dijo...

Los recuerdos, quizá sin ellos no sentiríamos tanto.

Scuaret dijo...

Al del post habria que regalarle un movil para que le llegue mejor y mas puntual los mensajes...
SAludos

gonzalo dijo...

por favor. dime qué hacer con la memoria.

lorenaenlinea dijo...

recuerdos, recuerdos, es la realidad cinco minutos después...

Umma1 dijo...

Qué post delicioso.
Los recuerdos a veces duelen. Pero nos hacen, porque es lo que fuimos, lo que pudimos hacer, la marca de lo que no nos animamos, y el sello de nuestras victorias.
Vah... la vida es un amasijo de recuerdos.

bohemiamar dijo...

De los buenos y los malos crecemos. A mí el que más me duele actualmente es la pérdida surrealista de mi perrita.

Un beso muy grande mi niña bonita.

bohemiamar.

Denia dijo...

Me encanto tu texto!!
Si, hay recuerdos que matan, sin embargo dicen que el secreto es apreder a vivir con los recuerdos, no vivir de ellos...

CRUSIER dijo...

Los recuerdos a veces son los mas atesorados, pero otras nuestros mas crueles verdugos...

Saludos que este bien

hack de man dijo...

Son unos malditos caprichosos estos recuerdos...

Paula dijo...

"Su recuerdo era una centella encarnada que se alejaba de su edificio lanzando corazones por el tubo de escape."

Si encuentras una fórmula para que los recuerdos dejen de doler, te lo suplico, cuéntamela

un abrazo

Cris dijo...

No sé cómo hacer para tener a los míos a raya... Cuando creo que los tengo controlados y que sólo afloran los que yo deseo, entonces de repente aparecen aquellos que no esperaba y me toca preparar café para invitados inoportunos...

Ellos mandan.
Besitos!

lito dijo...

La única forma de que los recuerdos cojoneros no duelan es no desterrándolos delmaldito cerebro que se divierte mostrándonos en cada momento. El secreto es en hacerlos nuestros, parte de nosotros, absorverlos y asimilarlos para que paulatinamente pierdan la fuerza del individuo o entidad cojonera y se disipen en la inmesidad de nuestro infinito universo del yo. Así el cojonero cerebro no detectará aquellos recuerdos que nos atormentan, por lo que no podrá mostrárnoslo una y otra vez.

Besos.

P.D.: El código de barras es nustra señal de identidad más genuina y fiel de nosotros mismos.

natalia (cenicienta) dijo...

impresionante.. hay tantas veces q los recuerdos se empeñan en molestarnos.. besoss

RomáN dijo...

Bohemia!!!!!!!!!!!!!!!
Te acuso de haber escrito esto que me ha mordido el corazón y me ha descrito tantas cosas que a veces he deseado decir!
Esos recuerdos son tan cojoneros que se empeñan en derrotar -por K.O- el olvido!
Abrazos!!

neus dijo...

Los recuerdos, para bien o para mal, siempre pesan.

Pero tampoco tienen que llegar a obsesionarnos.

Cinder dijo...

hay recuerdos q se quedan y otros q se borran, o se transforman a deseo personal.