jueves, enero 24, 2013

Desvarío del día...



Esta mañana he ayudado a un caracol a escalar una pared, 
cuando casi estaba en la cima cayó rodando,
casi pude oler su frustración.

Lo tomé en mi mano, imaginando su aliento entrecortado,
y tras examinarlo un rato maravillada por sus formas y texturas
lo deposite nuevamente arriba para ahorrarle la escalada.

Luego pensé: 
¿...cuando regrese a su hogar, junto a su familia caracolil 
contará que fue abducido durante unos minutos? 


Texto: Bohemia
Foto: Bag End

16 comentarios :

Marta dijo...

Uf!! Seguro que sí!!


Y les contará que un alíen le ayudo a llegar a la cima!!
Jejeje

Un besito

TriniReina dijo...

Abducido por un alma caritativa:)

Besos

Arantza G. dijo...

Después del mamporro, lo mismo sufre amnesia.
Pero todo es posible....
Besos

Juan Antonio dijo...

A mí al menos sí me lo contó. Ha sido la experiencia de su vida.

JuanMa dijo...

Sí, pero no le creerán, y volverá mil veces a la misma pared a ver si encuentra de nuevo a ese extraño ser...

Besos en la tercera fase.

Ana dijo...

El caracol dirá atormentado que fue victima de una hecho paranormal, jaja.
¡Saludos!

Manco Cretino dijo...

Y tal vez hasta comente: "En definitiva, no son tan avanzados como creíamos. De ser así me hubiera atajado al caer, evitando que me machucara contra el piso".
Jeje.
Imagina... Manco Cretino

Lorena Fernández dijo...

Es la primera vez que me pasó por este blog, y he de admitir que me ha impresionado. Eres capaz de plasmar grandes sentimientos en pequeños textos, como este. Además me gusta la capacidad que tienes de ver las cosas desde otro punto de vista. Un saludo! :)

Clarice Baricco dijo...

Yo creo que contará que fue salvado.
Me encantó esta historia.
Abrazos fuertes.

yeste lima dijo...



Nadie creerá que un ser superior le ayudó a llegar a la cima. Pensará para él mismo que debió ser un milagro puesto que no está acostumbrado a que nadie eche una mano gratuitamente.

Besos.

Miguel Buján dijo...

Los caracoles son animales nostálgicos, y es por ello que cargan con la casa a cuestas. Cuando coinciden dos de ellos, una de dos: o se apartan lentamente uno del camino del otro, dejando tras de sí un rastro de babas o, las más de las veces, se aman tiernamente.
Las más de las veces los caracoles son seres poco sociables pero mucho más veloces de lo que los demás creemos.


Quizás el tuyo se imaginó en un viaje cuántico...vete tú a saber.

Oréadas dijo...

Lo que menos imaginaba el caracol que su escalada iba terminar como un viaje de aventura. :) Besitos Bohe

Oski dijo...

Es posible :-) pero no dirá nada malo, a fin de cuentas lo ayudaste a levantarse jeje.

Un fuerte abrazo.

La Perra de Kenia dijo...

No preguntes por qué , pero hoy me acordé de ti ... por eso me paso por tu blog para mandarte un fuerte beso.
Cuidate!

Manuel dijo...

En este caso no es la mano de Dios sino la mano de Bohemia... a veces puede resultar terrorífico que nuestras vidas esten en manos de otros... más si esos otros carecen de escrúpulos morales...

morris dijo...

auuun escribes....que bueno...revisando unos post antiguos me encontré con un comentario tuyo...larga vida al blogspot