viernes, noviembre 25, 2005

La tortuga...





Una tortuga, con su lento paso, se apróxima a un árbol y poco a poco comienza a subir por el tronco. Llega hasta una rama, se enfila hasta el final y ...!se deja caer al vacio!...No contenta con el resultado vuelve a insistir, poco a poco la tozuda tortuguita corona otra vez la rama y .... ¡se tira al vacio!...No contenta con el segundo intento vuelve otra vez empecinada y....¡nuevo castañazo en el suelo¡...Obstinada volvió a ascender por el tronco.

En la rama de arriba una pareja de pajaros comentaban: Oye ¿le decimos que es adoptada?




44 comentarios :

sonela dijo...

¿Y le quitarían las ganas de volver a tirarse si se lo decían? Puede que si eso supusiese un alivio para ella, sí, pero quizá causaba el efecto contrario y se tiraba con más ganas....
No sé,,,no sé,,, me lío XD
Un gran beso y que tengas un soberbio fin de semana :)

Baco dijo...

:-D me has arrancado una sonrisa y creo que era lo que necesitaba ahora mismo.

Un beso y gracias.

sabelilla dijo...

jajaja qué bueno
A medida que iba leyendo, pensaba en la trayectoria de muchas vidas, en eso de tropezar infinitas veces con la misma piedra... no me esperaba el final juajua!
Besillosss

c. dijo...

jajajaja.... saludos, c.

pd. dicen por ahí que el alma es color violeta

Darilea dijo...

Ayyyyy pero que penita me ha dado la tortuguita.
Que se lo digan pero que le preparen el cuerpo a la pobre.
Un besito.
PD:NO voy a dormir pensando en las consecuencias.

Chin@ Rockers dijo...

jajajaj pobre tortuga jajajaj

Bohemia que tengas buen fin de semana!!!!


te mando un abrazo bye.

felicienta dijo...

ucha pobrecilla tortuga !!

ejjeje esta genial la historia :)

buen fin de semana para Ti

____________ un abrazo.

Marian dijo...

je,je,je....pobre tortuguilla, dicen los pájaros, pero poco a poco y con todos los trastazos, seguro que hace su nido donde le dé la gana.
Un besín

*Hadita* dijo...

HOla Bohemia:

Lindo cuento el de la tortuguita...
Ya ves que a pesar de ser tan diferente a sus "padres", no se dio cuenta de que era adoptada... Quizás en el fondo lo sabía y sólo quería comprobar que no podía volar.
Aunque creo que es como el caso de muchas personas, que cuando se dan cuenta que son distintas, hacen todo lo posible por parecerse a los demás y saberse aceptados... por eso tanto afán en querer volar...

Bueno, en fin, ya empecé a divagar...

Que tengas un buen fin de semana...

Bechitos alados y con mucha luz!!!

El fugitivo dijo...

Ummm! Oye y si el pajaro fuera miope ;-)

Jeje! Muy bueno el cuento, un abrazo :-)

fgiucich dijo...

Simplemente: genial! Abrazos.

DINOBAT dijo...

Excelente!, me gustó mucho..., no hay nada más testarudo que una tortuga adoptada, no en serio muy bueno, saludos,


JD

Pala Labra dijo...

Pobre tortuguita...

claudisima dijo...

Somos seres de constumbre...¿realmente la tortuguita dejaría de lanzarse si le contaban la verdad?, tal vez se lo custionaria....

En todo caso es admirable el esfuerzo que pone por intentarlo una y otra vez.

Gracias por visitar mi blogg.
Cariños desde estas latitudes.

Azul dijo...

Es curiosa la forma en que la vida nos situa en diferentes situaciones...yo creo que aún sabiendo que era "adoptada", ella hubiera hecho el intento...o quizás no, la vida esta llena de estas decisiones metáforicas.

Un biko, y buen fin de semana!! :D

Misscronic dijo...

Jo,jo,jooo
... y sin enbargo el chate este me deja in fondo triste, mira por donde. ¡Pues nada! A pasar un buen fin de semana

José Luis Contreras Muñoz dijo...

a pesar de todo tarde o temprao volarà.todo es posible......recuerdalo

marfade dijo...

Ase unos años una tortuga escapaba en un helicóptero blanco

Tastavins dijo...

:) pobre! Que chula la tortuguita. Me has hecho sonreir.
Un abrazo!

pqueno dijo...

estoy seguro q dentro de no mucho, la tortuga conseguirá volar

ánimo!

Anónimo dijo...

Grasioso e ingemioso cuento sabiendo que esa tortiguita solamente podra volar en el mar.

Un breso y un abrazo.

alnacif dijo...

Gran cuento, muy bueno... y con una enseñanza gigante: la de descubrirnos y crecer.

Laura dijo...

Quizás la tortuga aprenda a volar! Adoptada o no, somos lo que construímos de nosotros. Quién te dice que aprenda!
Muy lindo.

inma dijo...

Muy bueno¡¡¡..pero mejor que no se lo digan, a veces la perseverancia es la mejor arma para conseguir aquello que deseamos.Probablemente (seguro) no volará pero la hará tenaz en otras luchas mas factibles...
Un besazo.

Cris dijo...

Es genial ^__^

Tuve una amiga que vivía en un 3º. Su tortuga se tiró un buen día a la calle desde la terraza. Creo que se debió hartar de estar metida entre macetas. Abajo se veía un jardín precioso, y una gran fuente...

Cuando cayó se rompió el caparazón pero tuvo fuerzaz todavía para alcanzar la fuente. Ya ves...

Besitos!

Enric dijo...

lo importante es no dejar de intentarlo, puede q al final saques alguna reflexión positiva :)

Enric
PD: en mi ultimo post reflexiono sobre le volver a levantarse...

Krla dijo...

Es imposible que esta tortuga llegue a volar por mucho empeño que ponga, ¿pero tú sabes la de fuerza que pone en el empeño?
¿Recuerdas la historia de Juan Salvador Gaviota? Todos llevamos dentro nuestro propio J.S Gaviota...

Un besote en espiral

Lety dijo...

Por aquello del castañazo en el suelo me pregunto si no se creería hija adoptiva del árbol y trataba de reventarse para germinar. Pues germinar y volar vienen a ser sinónimos ¿no crees Bohemia?
También morir es crecer. Así que yo creo que tortuga que persevera alcanza su objetivo. Me voy pensando en tu cuento, a tí te dejo mi abrazo cariñoso joven hermosa.

La senda dijo...

que historia tan interesante...

poqué será que me recuerda a algo...

¿no somos nosotros, el ser humano, un poco como la tortuga?

a veces tengo la impresión que para aprender algo, necesitamos darnso demasiados porrazos, como la tortuga, y aún sabiendo que haciendo lo mismo nos llevará a pasar otra vez esa experiencia...

¿será que no podemos ver con claridad el camino correcto?

Muy sabrosas tenian que ser esas hojas del arbol para tanto empeño.... : )

abrazos

Víctor dijo...

Seguro que Dumbo estará encantado de ayudarla a volar, si la tortu se rinde nos hacemos una sopita.

Muy bueno el chiste.

Saluditos.

JUANÍSTIDES dijo...

¡Ja, ja ,ja!
Lo único que puedo decir es ¡ja,ja ,ja!

JUANÍSTIDES dijo...

Oye, me acordé que uno de tus libros favoritos es la saga El caballo de Troya. Tú visitas el blog de Roberto Fuentes y el viernes 25 este escritor despedazó en el Mercurio el último libro de la saga. ¿Qué piensas al respecto? ¿Le vas a reclamar a Fuentes?

EXPLORACIONES.......... dijo...

he pusto tu linck en mi blogs para que demas personas puedan disfrutar de lo buena que res para escribir.-

Un abrazo

Karl Andrews dijo...

Que cruel...pero como me he reido!!!

Gracias por sacarme una sonrisa hoy sabado bajo 20 centimetros de puta nieve aqui en Toronto!

Besos
Karl

~claudio2m~ dijo...

lo importante es ke sea kien kiera, si sus padres son pajaros ella puede ser como ellos aunke nunca vuele, las raices verdaderas estan en kienes te supieron kerer...

salu2!

NAHIR dijo...

HOLA BOHEMIA...me has hecho reir...y vuelvo a leer ...y vuelvo a reir....mira que somos burros..muchos de nosotros actuamos igual...sin alas...sin plumas volamos....eso sí...con la imaginación...con un viaje astral..etc... QUE BUEN MENSAJE PARA UN VIERNES..APARECIENDO YA LOS PRIMEROS MINUTOS DEL SÁBADO...FELIZ DOMINGO AMIGA...PRONTO POSTEARÉ DE NUEVO.....ABRAZOS DE OSO A TU CORAZÓN...SILVIA MARIA POETA---NAHIR

EL CAMINANTE SOLITARIO dijo...

bueno el chiste
saludos

la witch dijo...

Pero alguien le ha preguntado a la tortuga si lo que quiere es volar?¿Igual ya se divierte sólo saltando?O quizás invente una nueva técnica?Dejémosla ser distinta!

aminuscula dijo...

Jajajaja, gracioso de verdad.

Un beso

New-Moni dijo...

jejeje...

qué buen cuentoooooooo...

Qué tortuga soy!!!

Y a pesar de lo que me digan... adoptada o no... lo intento de nuevo!!!

Será que por la perseverancia, finalmente ganaré mis alas???

Buen comienzo de semana y un beso graaaaaaande!

natalia (cenicienta) dijo...

Me has hecho reír.. jajj pr creo q a veces nos parecemos a esa tortuga, yo al menos. besos

La Perra de Kenia dijo...

es cojonudo

Trini dijo...

jajajaja, pobre tortuguita que perdida la personalidad.

Un abrazo

Inés dijo...

Me has hecho reir de buena gana Aun asi pienso que si nos miráramos con más atención podríamos reconocernos distintos y vivir conforme lo que realmente somos