sábado, octubre 17, 2015

Ayer no termina nunca...



Ayer no termina nunca,
es un día largo y denso
y en la esfera del tiempo me quedo prendida
dando vueltas al son de un tic tac
que me va volviendo loca.
Cadencia soterrada, molesta,
que me impulsa a dormir en la manecilla del reloj.
Ayer no termina nunca
y aquí sigo andando de hora en hora
sobre un sólo pie
saltando mecánicamente 
como un muñeco,
como un autómata.



Texto: Bohemia






2 comentarios :

De barro y luz dijo...

Será cuestión de acompasar el tic tac del reloj con los latidos del corazón... entonces el tiempo cobra sentido.


Bss

Darilea dijo...

Que duro cuando se eternizan las horas. Besitos Bohe :)