lunes, diciembre 10, 2012

Calidad y cantidad...



No se enamoró de ella, sino de su sombra. 
La iba a visitar al alba, cuando su amada era más larga.


Texto: Alejandro Jodorowsky
Foto: Guillermo Haus 

5 comentarios :

Arantza G. dijo...

Las sombras son engañosas. Parecen una cosa pero...
Un beso

Saray dijo...

Ainss!!! que dificil es no leerte! por favor no te apagues... sigue!!

Besos!

Oréadas dijo...

:) en las sombras se esconde lo impredecible, yo me andaría con ojo.
Besitos :)y felices fiestas Bohe :)

Lady Blue dijo...

Cuanto sufrimiento al descubrir que te has enamorado de esas apariencias que engañan... Un gusto volver a pasar por tu blog. Un abrazo afectuoso para ti.

COGITO ERGO SUM dijo...

Despues de una idealizacion tal vez desmesurada, es dificil quitarle esos atributos que le impusimos y que en realidad no estan...