martes, mayo 31, 2011

Encima...



Se nos vino encima la noche,

levanté mis manos para detenerla

e igualmente cayó sobre nosotros,

aplastando nuestra luz...


Texto: Bohemia
Imagen: Igor Scekic


19 comentarios :

VANESSA dijo...

Qué original ha quedado con los dos colores!
La noche también tiene sus cosas buenas, como la luna, así que deja que te oriente un poco.
Besoss!

fgiucich dijo...

Habrá sido una noche estrellada? Espero que sí. Abrazos.

Ananda Nilayán dijo...

Pues vaya... a veces la noche apaga nuestra luz y otras enciende nuestra alma.

Besos

María dijo...

Ciertamente eso me ha pasado esta noche...de un modo menos poético que a ti.
Como siempre una delicia leer tus textos y ver las imágenes que las acompañan!!
Aunque no te deje comentarios, voy a seguir leyendo otras de tus entradas.
Besos!!

Sergi dijo...

Como dice la canción..."lo mejor del sol, el brillo de la luna"

Mixha Zizek dijo...

Bohemia, que delicados versos y tiernos y a la vez sensuales, me encantaron,besos

Manuel dijo...

Y la noche nos mostro nuestro lado oculto...

virgi dijo...

Que no, que no, que sale el sol...
Un beso, Bohe.

Oréadas dijo...

Aplastante oscuridad.
Un besito Bohe :-)

Juan Antonio dijo...

Asombrosa. Sí.

Silvia Ortiz de Urbina dijo...

A la noche
sigue el día,
Inevitable
y cíclico

Gabiprog dijo...

Sé de buena tinta que mañana... Mañana volverá nuestro amanecer.

Basquiat dijo...

sigamos irradiando.
besoss.

**kadannek** dijo...

Estás hablando de la noche como tal? Hablas de otro tipo de oscuridad? La noche es lo mismo que la Luz pero difiere en grados, es su extremo, e igual de maravilloso.
Tu luz jamás debería ser aplastada ni apagada, sigues irradiándole interiormente.

Saludos.

AdR dijo...

Muy original el modo de exponerlo con colores :)

Besos

Sara Campodónico dijo...

Me gusto mucho Bohe, tiene un toque muy sensual.




sara campodónico

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Me encanta cuando la noche se adueña de todo.

Saúl dijo...

todo el peso de la noche..

Beto dijo...

No es para preocuparse demasiado, hasta el instante más oscuro de la noche es apenas "un segundo" antes de un nuevo amanecer...
De profesión, vendedor de luz.

Un beso rica