jueves, noviembre 18, 2010

Fibra exiliada



Existe una pequeña tienda al final de la calle donde las prendas no se dejan vender, se quedan adheridas a los maniquies, aferradas a las perchas, asidas a las estanterías, bien sujetas unas a otras con su fibra textil. Cuando paso por delante del escaparate miro el interior pero nunca entro en el establecimiento, una vez lo hice y me dio pena ver en ellas el temor al exilio.


Texto: Bohemia
Foto: Sufisionofyellow



23 comentarios :

Elena Martín Melero dijo...

también pudiera ser que sea miedo a lo desconocido...
besos Bohemia :)

Nayuribe dijo...

Yo hubiese creído que todas las prendas desean salir del confinamiento que les da la tienda, que desean huir de los escaparates para vivir una vida más cambiante...
Y ahora me entero q existe una tienda en la q es al revés...jeje

besitos

Agustin Lopez dijo...

....y, ese exilio es permanente o impermanente?
Un beso guapa

**kadannek** dijo...

Hay prendas que no dejan los maniquíes porque cuestan demasiado caras para nuestros bolsillos jajaja. Aquéllos que se relacionan con la moda y la venda de las ropas, deberían ser más concientes, más "realistas" en cuanto a lo que gana el promedio de la sociedad.
Pero apartando esa crítica, me parece un escrito sencillo, básico, pero con ese toque personal, clásico de usted. Bien.

Saludos.

Máximo Ballester dijo...

¡Qué percepción!
Me encantó.
Un beso.

Belén dijo...

Quizá su salvación seas tu...

Besicos

DANI dijo...

Eres una creadora de sueños ajenos ;)))

Besos renovados

Len0re dijo...

Quizá sea que han pasado por tanto juntas, que prefieren mantenerse unidas, dándose calor...
La ropa también tiene sus vivencias...en mi armario hay algunas prendas que se niegan a irse.

Buen post

Un gran abrazo.

Anónimo dijo...

ESO DEBE SER PORQUE TU VES LA FIBRA SENSIBLE...

UN BESO GUAPA!

SERGIO

Aire dijo...

curiosa concepción, curioso miedo el de las prendas... me sentí abrigo de percha

Alís dijo...

Conozco alguna tienda así. Demasiado tiempo aferradas a la misma percha o al mismo maniquí, prendas que tienen toda su historia entre esas cuatro paredes.

Besos

Anónimo dijo...

En mi barrio existe una tienda como la que cuentas, la proxima vez que pase por el escaparate me voy a fijar en las prendas del interior, intuyo que tambien percibire su miedo al cambio de vida.

bes0s prendados, prenda...

Rody

Gabiprog dijo...

Que tensión en las rebajas!!

bixen dijo...

"El tiempo en sus manos", "La máquina del tiempo".

Merlina dijo...

Tengo miedo que no se vean con la soltura que muestran en el maniqui una vez que me las entalle.

Saludos desde México

chicavioleta lunar* dijo...

asi pasa.. aunque a veces te miran con tal ternura, que te dan ganas de llevártelas a todas


besos!:*

peponita y venus dijo...

Normal que tuvieran miedo al exilio, al ver la foto y ver que el local no parece muy moderno...qué sería de ellas si salieran de ahí y se encuentran con ¡las stradilobas!.
Un beso

Oréadas dijo...

En mi barrio también hay una tienda que parecen las prendas vivir en el olvido del tiempo.
Curioso, jamás había pensado tu teoría jeje, por eso disfruto tanto leyéndote.
Un beso Bohe.
Pd: Me contestó y me dio las gracias :)

Sauze dijo...

Yo creo que están agustitos en esos maniquís.. que también tienen su pasado ...

besos

dintel dijo...

Me ha gustado mucho el punto de vista.

virgi dijo...

Mejor no entres, tal vez hasta las que llevas puestas quieran quedarse.
Besos besos

Clarice Baricco dijo...

Quizá están ahí para que escribas su historia y les cuentes historias.


Besos.

Maria Coca dijo...

Pobrecitas!!!!!!