domingo, abril 18, 2010

Faroleando...


Era una farola triste,
una farola mustia,
desangelada y fundida.
Una farola que perdió su luz,
que se apagó y se dejó extinguir
en su abandono.
Que no luchó por conservar sus destellos,
que no pensó que la luz era cuestión de magia,
que se calló, que se murió,
que cerró los ojos y durmió.
Durmió sin ver la lluvia,
sin ver el sol, ni a las aves,
sin ver la vida, sin ver las calles
llenas y vacías de alma.
Dejó de alumbrar y de mirar,
invernó...
Una polilla la eligió a ella como lugar,
una polilla viajera
se enamoró de su sombra,
de su silencio,
de su misterio,
de su plácida quietud.
Seducida, la eligió y la rondó,
regalándole compañía,
despertándola de su letargo.
Tanto bien le hizo
las atenciones de la polilla
que por la fuerza de la ilusión
fue recuperando su luz,
primero unas chispas,
después, chorritos luminosos intermitentes
y en su máximo apogeo
alumbró como un faro,
con tanta potencia,
que la fuerza de su luz
dejó ciega a la polilla...
Dicen que el amor es ciego,
por eso es facil ver
a una polilla con gafas de sol
rondando a una farola...

Texto: Bohemia




35 comentarios :

Gabiprog dijo...

Amores de soledad y noche...
No son malos, no.

:)

Sauze dijo...

con luz tenue se sienten mejor algunos sentimientos...
besos melancólicos,

mariajesusparadela dijo...

Hasta una farola sin luz enamora. Tenía que haber entendido que la polilla la quería así, sin luz.

Ananda Nilayán dijo...

Tendrá que encontrar la manera de emitir luz sin necesidad de que nadie revolotee y tendrá que aprender a vivir si deslumbrarse, aunque,mira Bohemia, es tan humano...qué imagen tan tierna la de la polilla con gafas de sol ^^

Hermoso texto, lleno de mensaje y reflexión.

Un besito.

gorgeousefg dijo...

Bonito poema. Qué cierto eso de que el amor es ciego y tú lo has explicado y plasmado perfectamente.
Un saludo.

Silvia O de U dijo...

Eso es purita pasión
Y es que hay polillas de farola que son unas valientes ...¡

Y las entiendo¡
Menuda vida
como se hubiera acercado a un "polillo" de armario.
Para qué entonces su ojos en una
larga ,fria y silenciosa oscuridad.
Brrrrrrr¡¡¡

Niamh dijo...

Oooohhh, es precioso, Bohe, precioso!! Muchos besitos

Maria Coca dijo...

El amor es capaz de cualquier cosa, como en el caso de tu farola.

Precioso, Bohe!!!

Suyira dijo...

A veces se deja llevar por la tristeza y pierdes luz , pero siempre alguien especial llega donde puede sentir la luz interior y con su presencia y su atención va devolviendo la vida poco a poco y así vuelve a florecer.

Esta hermosa historia es lo que le pasa muchas veces en nuestras vidas y siempre hay una polilla amiga!! salvadora!!

Se dice que no se sabe vivir en soledad necesitamos de luz.

me encantó!! y sobre todo lo de las gafas! jeje

Besos.

A do outro lado da xanela dijo...

Cuántas farolas se apagan cada día...

Esperemos que siempre queden bombillas de repuesto ;)

Beso!

Robërtier dijo...

Encantador. Si las farolas hablaran, pero no es así. Imaginemos escuchar su luz.


Besitos.

Sara dijo...

Precioso.

Aunque bien pensado las gafas de sol son para protegerle de la luz de su amor o del amor en si mismo?'
saludos

Krust dijo...

... Y lo que te rondaré, morena!
Quizás no pensó la polilla que la farola ya estaba ocupada, y que en su interior hibernaba una luciérnaga en ascuas, a la espera de volver a brillar en las semicálidas noches de primavera...

Precioso ;-)

Milo Pratt dijo...

linda la imagen de la farola extinta!

Saludos!

fgiucich dijo...

Siempre es bueno tener alguien a mano para compartir la soledad. Abrazos.

Milo Pratt dijo...

interesante la imagen de la farola apagada!

saludos!

tumejoramig@ dijo...

Que belleza!!!!

Es precioso contar con alguien que te quiere y te acepta como eres, hasta que brota de tí toda esa hermosa luz, que llega a alumbrar como un faro... y que no se separe de tí, aunque tenga que usar gafas de Sol.

Un besazo!!!

Arita dijo...

:)

Nayuribe dijo...

Tu texto me da ganas de suspirar...aaahhhh...
Es delicioso ver amores tan complejos, únicos y sinceros...
besitos

MeTis dijo...

que pocas polillas hay en el mundo hoy en dia!

(y farolas mustias muchas)

simplemente yo dijo...

Uff que historia más triste la polilla consigue que vuelve a brillar y se queda ciega, pero a pesar de todo le quiere. Besos

Tara dijo...

los empleados municipales vinieron a sacarle todo el encanto y toda la poesía a la triste farola que ansiaba su polilla en el parque florido que rodea mi humilde morada

si encuentro una escalera, aflojaré la bombilla

Trini dijo...

Genial.

Lo que prueba los beneficios, en ocasiones, de las gafas de sol para polillas:):)

Ojalá todos tengamos nuestra polilla particular en los tiempos oscuros.

Besos

Estrella Altair dijo...

Bohemia que triste... no??

prefiero las faralas, mas alegres... menos intelectuales.. pero mas alegres, ja, ja, ja

Besos

Jimenez6c dijo...

Que tierno el poema :D

Cristian dijo...

Hola farola,

Lindo es pasar por acá y leerte.

Beso

Jezmas.daz dijo...

Es muy loco, pero la luz aveces inlcuso esta en la oscuridad, de alguna manera...como escondida, para de alguna manera mutar y tomar cualquier forma...no se, a lo mejor estoy loco, pero es muy hermoso tu poema, gracias por compartirlo :D, un gran abrazo!

Darilea dijo...

Eso es amor de verdad, y lo demás tonteria.
:-) Um besito

AnaR dijo...

Es curioso,las farolas siempre me ofrecen una imagen de solitud y melancolía ...tú con el amor de la polilla le has dotado de vida,la has humanizado...

Un abrazo

Enrique Rojas Guzmán dijo...

yo, personalmente, me encuentro muy bien cando estoy a media luz.

Un saludo

ALA_STRANGE dijo...

escribís muy bien

:)


besos

María dijo...

Siempre me han gustado mucho las farolas...tienen algo espcial. Y tu texto es precioso!!!! Es como una poesía-cuento.
Un abrazo

bardinda dijo...

Pobre polilla que con tanto amor la trató sin llegar a ser comprendida.

Un saludo

Alba G. Avi dijo...

qué bonito...

Ŧirєηzє ♥ dijo...

pero por favor bohe... no te dfijes solo en los pies...
mis pies y mi calzado son uno de mis grandes traumas...sobre todo en verano...que no puedo ponerme ni sandalias, ni nada que se le parezca...
nada de enseñar dedos...nada descubierto...todo cerrado y aser posible de tela... calzado de esparto y poco mas...
tampoco tacones altos y de aguja porque no sé andar con ellos... soporto las cuñas...pero no las agujas...
tengo el 41...un pie ancho y enorme....te aseguro que es imposible hacer equilibrios encima de un tacon de aguja con mi pie....

vaya rollo te he metido...¡¡¡

pues eso...que si alguna vez me conoces...por favor...ami no me mires los pies
:-S

un abrazo niñaaaaaaaa