domingo, junio 07, 2009

¡Que plomo!

Siempre tuve el convencimiento de que el soldadito de plomo no se cayó accidentalmente por la ventana. Creo que, cansado de ver girar a la bailarina con su blanco tutú, fingió un accidente para cambiar su rumbo. Pero, como no se puede escapar de las manos del destino porque este es una rueda, un pez llamado Karma lo devolvió a la misma repisa y a los giros de la bailarina. Desde ese día mira el fuego con deseo...

.
Texto: Bohemia


51 comentarios :

Jimena dijo...

Y no sería que la bailarina le empujó para que dejara de mirarla? sí que estás triste hoy, Bohe, a ver si me vas a cambiar las sonrisas de la infancia... Besitos

Darío dijo...

Creo que tienes muchísima razón, mi querida Bohe..!! Hay días que queremos escapar saltar de la monotonía al fuego abrasador!!!

Un beso

No te olvides: también en http://puntodevista.blogspirit.com jeje

Anónimo dijo...

jejeje esque la bailarina era tan plomo con sus danzas como el mismo soldadito de plomo.

Besos

Dani Campbell

Arantza G. dijo...

Es que mira que es mareona la bailarina...
El fuego...no le acerquen una cerilla, ja,ja,
Besos

i dijo...

Es que existen personas que con su pesadez te invitan a quemarte a los bonzo...jijijiji

léase con sútil ironía

I

Actualiza2 dijo...

DIVERTIDO PUNTO DE VISTA PARA ESTE CUENTO CLÁSICO.

BESOS HACÍA SIGLOS QUE NO PASABA POR AQUÍ SEÑORITA BOHEMIA. GUSTO SALUDARLA.

Ananda Nilayan dijo...

Ahora que lo dices... vas a tener razón. Pobre, que alguien haga algo!!! Besillo de buenas noches, Bohemia.

n. dijo...

quizás el soldadito se cansó de ser soldadito y quiso ser bailarina pero todos le decían que como era nene no podia ser bailarina; en un ataque de nervios se lanzó al abismo para bailar en los aires pero el karma lo llevó nuevamente a esa bailarina porque prefirió ver a una y admirarla y en parte vr su sueño cumplido que ser soldadito frustrado sin belleza que admirar.

isobel dijo...

pues que tenga cuidado y no juegue con el que luego se meara en la cama, eso me decían de pequeña,feliz semana

FlOpaZ dijo...

ooh menos q volvio =D
Besoo.

Nayuribe dijo...

Esa es una versión más realista de un cuento con "final feliz"... aunque le quita la magia :(
Pero es interesante...
besitos

Mae dijo...

A veces me gustaria ser soldadito de plomo...
Un beso desde el noroeste

StraVaGantzZa dijo...

Tenía entendido que lo empujaron por celos.

Anairam Azul dijo...

jeje todo es según como quieras verlo y esta versión es muy buena saludos.

Clarice Baricco dijo...

Se me hace que la bailarina lo hechizó.

Besos princesita.

Mariela dijo...

besos!!!

TORO SALVAJE dijo...

Tienen vida propia los soldaditos de plomo.
Hay que saber mirar.

Besos.

Jorge Pozuelo dijo...

...y si se relaja un poco y le pide a la bailarina que le enseñe a bailar?..
no sé, pero siempre aprenderá algo..
Besos.

Tanakil dijo...

Siempre me pareció muy triste la historia del soldadito de plomo...
Me gusta pensar en otras versiones de cuentos de hadas :-)
Saludos,
Tanakil.

Saúl dijo...

los chicos duros no bailan..

De cenizas dijo...

Miraba el fuego con deseo... o deseaba con fuego a la bailarina???

besos

Gwynette dijo...

..anda que si lo llegan a poner en la misma habitación que al muñeco diabólico !.... o_O

Besitos

txusman dijo...

desde entonces odia el pescado... maldito pez que le devolvió a apatía del no poder.... ahaaa!!! maldito pez, para que se mete donde no le llaman...

Yashvé ♥ dijo...

A veces todos tenemos algo de ese soldadito de plomo.

Muy original tu historia

Besitos

heva dijo...

ayyy si supiéramos la verdadera historia de los cuentos...

:O)

Gabiprog dijo...

Soldado
bailarina
fuego
derretirse


aiiinsss
Como es la vida!

:)

Metis dijo...

yo creo que se mareo con tantas vueltas. Los hombres son mas simples y no dan tantos rodeos como las mujeres :-)

Lane dijo...

Si Bohe, el karme no es más que causa y efecto.

Bs

Tony Amesty dijo...

¿El destino está escrito?
Pobre soldadito de plomo, creo que perdió una pierna en su huida.

Un abrazo

Alas de Mariposa dijo...

jajaja asi nos pasa a todos cuando la costumbre nos visita!

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Muy buen post que me deja de enseñansa que no se puede huir del destino ...hubiese querido que mi amdo fera como el soldaito que regresara a mi jajaaj bueno ..pero ni modo ...un buen post me a encantado saludos ...besos y abrazos fraternales ..

Sherezada dijo...

con un caso como el suyo creo q si seria un deseo inmenso el de aventarme mejor al fuego

besos

Câline dijo...

Soldadito suicida?

Menos mal que esa no fue la versión que leí de chiquita, mira que la depre habría sido monumental.
En mi cuento era el malvado arlequín de la caja de sorpresas que estaba secretamente enamorado de la bailarinita... crimen pasional, pues.

TriniReina dijo...

Pobre...¡qué desesperación!
Ya es mala suerte que tras huir (con lo que cuesta) te devuelvan al mismo sitio.

Besos

fgiucich dijo...

Esos soldaditos que alegraron mi infancia!!! Este debería haber tenido mejor suerte. Hay que tener cuidado con las bailarinas, me habría dicho mi abuela. Abrazos.

fgiucich dijo...

Esos soldaditos que alegraron mi infancia!!! Este debería haber tenido mejor suerte. Hay que tener cuidado con las bailarinas, me habría dicho mi abuela. Abrazos.

yraya dijo...

No me extraña que tuviera cualquier razón para saltar, la aventura es la aventura...

DANI dijo...

Es cierto, a mi nunca me gustó el cuento. Debió ser como intentar suicidarse sin conseguir ni siquiera el divorcio ;))

Besos animales

Coleccionista de cielos dijo...

Entonces..... cuando nos cansamos de nuestra vida... no hay manera de ser diferentes?????????

Tal vez el soldadito buscaba sólo un poco de aventura! :)
saludos Bohemia!!!!!!!

Cathy Pazos dijo...

Y siempre será así, pero hay personas que viven enfrascadas en su monotonía y hagas lo que hagas, nunca las sacarás de ahí, lamentable porque afuera hay un mundo maravilloso que descubrir, a que sí..

Besitos

:D

Alatriste dijo...

Siempre me puso triste esta historia desde pequeño. Me daba lástima el pobre soldadito. Pero bueno, tú le das un sendito distinto. Je, je, je. Me gusta tu giro. Es menos trágico. Gracias por felicitarme mi cumpleaños de una forma tan cariñosa. Me gustó mucho verte por mi fiesta, niña. Espero que estés genial y dispuesta a disfrutar del veranito, que por Cádiz se está de lujo. Un beso fuerte y recuerdos también de Raquel, de tu seguidora en la sombra. Seguimos viéndonos cuando podemos. Hasta pronto, guapa.

Elena Martín dijo...

me encanta ese cuento!
el otro día lo utilicé en una clase de mujeres adultas y les gustó mucho, me encanta Andersen...
Besos

Alejandra dijo...

Uy esa rueda del samsara de la que es dificil escapar. Pobre soldadito de plomo, pobre su desear....

Besito

ShaO dijo...

jaja si la mitad de los cuentos están mal contados, los siete enanitos estaban de Blancanieves hasta los gorritos, todos los gatos llevaban botas y la bella durmiente no despertó después del beso del principe porque pensó que pa' qué levantarse después de cien años... Espero que no te hayas tirado tú ahora al fuego con mi plomo jajaja. Un abrazote liviano para compensar

vylia dijo...

Siempre lo sospeché... ¬¬

Un abrazo.

AloneLuin dijo...

El fuego lo cura todo

Salu2

Kim Basinguer dijo...

Cuando era pequeña, nunca me gustó demasiado el cuento del soldadito, porque me daba mucha tristeza.

simplementeyo dijo...

Jjajaj, una buena versión sin duda.. Pues sabes, seguro q al final, consigue cambiar de su destino, es cuestión de intentarlo... Y sobretodo de creerlo.. Besos grandes

Chef El Chine dijo...

Lo nuevo, lo desconocido resulta excitante. Nos cansan las películas de amor, preferimos la conquista, la búsqueda… Pero el soldadito de plomo aprendió la lección como todos, a golpetazos. Cuando caía sintió una mezcla de libertad y miedo. Cuando experimentaba pasaba rápidamente de la emoción a la decepción. Lo desconocido no tiene por qué ser satisfactorio. La indiferencia, la falta de atenciones, de cariño y de amor le hizo recordar los bailes con y sin tutú de la bailarina. El hastío era ahora añorado y decidió regresar. La bailarina, harta de danzar para soldados embrutecidos que no admiraban su arte, que ni tan siquiera eran de plomo, lo recibió con los brazos abiertos y siguieron felices hasta la siguiente crisis; pero ese ya es otro cuento.

AdR dijo...

No me puedo creer que varíes este cuento. Es mi favorito :(

Pobre soldado incomprendido. La bailarina era una buena chica, ¡hombreya!

:P

Besos.

A dijo...

Ciertamente, no hay casualidades...

Besos caidos, pero no accidentados
A.