miércoles, marzo 25, 2009

Cosas de aficionados...

 

Me gustaba caminar descalzo,
hasta el día que me clavé un cristal,
ese día encontré un empleo;
ahora soy fakir, pero perdí una afición...
Fuera del trabajo siempre voy con calzado.
.
.

Texto: Bohemia
Imagen:
Hillary

67 comentarios :

Arantza G. dijo...

Interesante entrada, da para varias interpretaciones.
Buena forma de poner el cerebro a trabajar.
Un beso.

el_Vania dijo...

Y es que cuando te dedicas a algo profesionalmente, pierde ya todo su encanto...
Besos Bo.

PD: Ok, era Eric Bana... pero parecía un triunfito, no me lo niegues...
XXDD

Salud/OS!!

Jorge Arce dijo...

Tus palabras son la imagen de la rutina que nos persigue y nos aleja de los asombros

Gabiprog dijo...

Esta claro que trabajo y afición a veces no coinciden... o muchas veces!!

:)

Camille Stein dijo...

la afición disciplinada (y remunerada) se convierte en sangrante obligación

un beso

TORO SALVAJE dijo...

Lo uno por lo otro.
Qué bueno.

Besos.

ANABEL dijo...

Es cierto que la rutina nos hace obligarnos, pero para ser sincero lo que daría yo por que mi afición se convirtiera en profesión. Envidio al fakir calzado,¡que vamos a hacerle!
Besos

De cenizas dijo...

Yo me corté con un cristal...pero no me hice fakir.... sigo andando con el corazón descalzo... y conocía auna enfermera...que zurce...


besos

Arcángel Mirón dijo...

Muy buena historia, Bohemia. Corta y repleta de cosas.

fgiucich dijo...

Y a veces, la felicidad no es completa. Me alegró tu visita. Abrazos.

Bo Peep dijo...

Vaya, qué casualidad también estoy yo con la nariz dentro de ese libro. Más exactamente por la página 563.

A do outro lado da xanela dijo...

costumbres a las que hay que renunciar... no es eso la vida?


Beso!

PD -buena elección el libro en el que has metido la nariz

AdR dijo...

O sea que tengo que empezar a olvidar esto de intentar publicar...

Vale.

:)

Besos.

Liter@to dijo...

Lo que le pasó al fakir novato pasa en la vida. Cuando algo nuevo irrumpe y nos distrae, o nos obnubila, siempre tendemos a olvidarnos los pasos anteriores. A veces nos volvemos "profesionales" en un instante, nos olvidamos de donde salimos y quienes somos, nos olvidamos que hacía un segundo atrás éramos "aficionados".

Saludos.

FlOpaZ dijo...

A mi me gusta andar descalza todo el tiempo.. me siento como q libre. Ya para caminar largo ahi uso el calzado .. muy buen escrito como siempre =)
besoo.

cieloazzul dijo...

como la vida misma!!!
besos Bohe:)

Nayuribe dijo...

Que bueno!! me encanta la historia...
Besitos

Clarice Baricco dijo...

Nuevamente me gusta la imagen.
No dejes de contarnos historias de sueño.


Abrazos princesa.

Jazziturno dijo...

Yo conozco un fakir belenofóbico.

Y a un torero.

:) Muack.

Trini dijo...

Pues, no sé yo, pero creo que ha salido perdiendo:)

Besos

Jorge Pozuelo dijo...

La ventaja de ser fakir calzado es que te puedes descalzar en cualquier momento.
Es mas facil descalzarse que encontrar unos zapatos de su talla.
Precioso relato. Me has hecho que pensar...
Por cierto, el libro...muy bueno. Yo ya estoy con la segunda parte.
Besitos

Proyecto de Escritora dijo...

Suele pasar, en casa del herrero cuchillo de palo...
Nos gusta lo que no nos imponen y claro el trabajo, ya se sabe...
Andaremos con cuidado para no clavarnos ningún cristal, porque en verano, no hay nada mejor...
Besos!!

Miguel Rojas dijo...

WOW........encontre tu post...y sabes, el "cristal" es mi musa !!!!! ojala cortarme con su vidrio.

TERESA dijo...

Tengo un amigo taxista, se pasa toda la semana conduciendo, asi que el finde que tiene fiesta, no hay quien lo haga cojer el coche para nada.
Bsos...

Maybe dijo...

Me encantaba la danza, pasar horas bailando, sólo la música y mi cuerpo; hasta que un día descubrí que ya no era una afición, sino una profesión que me exigía cada día más, ese día dejé de bailar ante los demás.
Ahora aunque sea un instante del día bailo sólo para mi.
Lindo post, gracias por recordarme lo bueno que es difrutar de ciertas cosas sin sentir obligación.
Saludos.

bardinda dijo...

Cuando algo que se hace por devoción pasa a ser obligación, pierde todo su encanto.

Un abrazo

Diana L. Caffaratti dijo...

Hoy no profundizo en el mensaje.
Me quedo en la superficie del texto, agradable, irónico, frexco.

Darilea dijo...

Me encanta que me dejes colgada de tus palabras.

Un besito.

AleMamá dijo...

Muy bueno

VeRsAtiLiDaD dijo...

De todo de aprende, y en el momento que menos te esperes, ocurren las cosas...

BESOS VERSATILES

vylia dijo...

Cada cosa tiene hilada otra más. ¿Qué sería de nuestras vidas sin la posibilidad de cambiar? El asunto, claro está, aparece cuando la costumbre nos resguarda en un sólo punto. Ahí, lo nuevo pierde su sentido.

Un abrazo.

isobel dijo...

y ahora ... como me de por pensar, vamos listos, un abrazo

lito dijo...

Suele pasarnos a todos. En cuanto ganamos estabilidad, perdemos capacidad de consecución de sueños.

Queiles dijo...

¡Que bueno es este microrelato! Me hubiese gustado escribirlo yo, es magnífico en su brevedad y profundo contenido.Lo colocaré en la caja de favoritos de mi blog.
besos

Fortunata dijo...

Suele pasar que cuando la aficion se hace trabajo se pierde la aficion

Besos de cristales romos

txusman dijo...

que triste...

Fermín Gámez dijo...

Lo que hacemos por afición y lo que hacemos por obligación o por trabajo. A veces irreconciliables. En mi caso, no tiene nada que ver lo uno con lo otro porque mi trabajo jamás tendrá que ver con mis verdaderas inquietudes en la vida.

Moony-A media luz dijo...

ohhhh qué pena... pero siempre sucede igual. El divertimento loes, mientras no es obligatorio.

Un beso grande.

Vincent Juanes dijo...

Bonita historia para darle al coco...Abrazotesss

Rodolfo N dijo...

Causa y consecuencia , siempre ligadas.

Un beso, amiga desde el otoño de Buenos Aires

angélica beatriz dijo...

La vida nos depara un nuevo amanecer cada mañana... impredecible y mágico.

Besos querida Bohemia.

Luni dijo...

Como decia mi madre cuando era pequeña: No te quiero volver a ver andar descalza!! ;-)

He vuelto.
Y me alegra verte aqui.
Besitos

Alas de Mariposa dijo...

Muchas veces la costumbre quita la verdadera pasion de las cosas.

Yume dijo...

De niña me gustaba dibujar... ahora soy diseñadora e ilustradora... ahora es trabajo, debo admitir que es dificil no perder la magia que mis manos tenían al principio, o mas bien la libertad...

manuel rubiales dijo...

Un microrelato redondo. Aficiones y trabajo, dificil equilibrio

El Señor de Monte Grande dijo...

Terriblemente original. Me encanto la entrada.

Un beso desde MG

Cathy Pazos dijo...

Muchas veces las cosas por obligación dejan de tener el encanto inicial que le da la libertad de creer, sentir o querer.

Besitos

David C. dijo...

hay que saber lo que uno pisa.

victor Rocco dijo...

Hola, que tengas un muy buen comienzo de semana, te lo desea tu gran amigo que te quiere mucho, feliz semana

Mónica dijo...

Buenísimo!! ¡la imaginación a flor de piel!

bsss.

Yo y mis otros yo dijo...

Cada vez que paso...

encuentro tanto placer en leerte....

siempre sonrisas...para vos...

hasta la sonrisa!!!

Carol dijo...

Muy bueno Bohemia y sí, muy triste también. Me alegra haber encontrado tu blog.
Un fuerte abrazo.

MYLY dijo...

Las cosas siempre gustan más por aficion , qué por obligacion.
Está gracioso este post.
besos,
Mily.

BREOGAM dijo...

brillante , aqui me quedo!!!

** MARÍA ** dijo...

Bueno, ahora no te puede coger de imprevisto si te cortas y te clavas un cristal.

Lo estupendo de ir descalzo es que gastas poco en calzado.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

la chica pirata dijo...

qué casualidad... últimamente todo el mundo habla de pies descalzos. creo que voy a tirar mis zapatos.

Un beso de pirata :)

MONICA dijo...

Hola Bohemia!, tienes una sorpresa para ti en mi blog. Un abrazo

Me ha gustado mucho tu post.

Maria Coca dijo...

Todo tiene sus pros y sus contras. En este caso, más contras que pros... Pero el trabajo nunca debe faltar...

Besos como nubes.

Pablo dijo...

que forma de adaptarse a las cirecunstancias tienes
me gusta que te guste stieg Larson
me han apasionado los dos libros y estoy esperando el tercero para verano que dicen que sale

Pablo dijo...

solo saludarte

DANI dijo...

Ja ja ja, yo conozco a otro fakir que encontró su vocación cuando le pelaron y le dejaron "pelopincho" ja ja ja.

Ahora fuera del trabajo....se peina ja ja ja.

Muy bueno ;)))

Basquiat dijo...

a mi me ha encantado, este texto contiene toda la travesura de la magia.
besos

satira dijo...

bastante filosofico...

simplementeyo dijo...

Bueno creo q esto nos enseña q no hay mal q por bien no venga. jaja besoss

Ozz dijo...

Excelentes líneas para una reflexión, me gusta venir sin nada (descalzzO) porque sé que me llevaré algo.

Un beso.

DEDOS QUIETOS

Albanella dijo...

Así es la vida, o ciertas vidas. Dentro de una grande pueden haber muchas pequeñas, en tu escrito, la de un fakir (una) y la del hombre con calzado (dos). Hay que ver cuál es cuál.

Besos!!

Anónimo dijo...

No he leido los comentarios, pero me parece muy grande la ilustracion!jaja...
para camionar como si fueras descalzo...los MBT...www.theantishoe.es...un calzado fisiologico basado en una tecnologia que imita el caminar sobre superficie naturales!los recomiendo!!!!