lunes, enero 28, 2008

Black coffe

...Aquel garito estaba oscuro, aún así, algunos farolillos encarnados les alumbraban la mirada. El humo denso se alojaba en sus cabellos y algo les hacía sentir como dentro de una película en blanco y negro "Tú el detective Marlowe y yo la chica del gangster" le dijo ella y él sonrió de lado, simulando que se ponía bien el sombrero. En aquella mesa el vino bailaba dentro de sus copas al ritmo de la música, sus manos unidas también danzaban a golpe de pulsaciones. La chica de la orquesta ponía banda sonora a aquel momento "Black Coffe" cantaba...como negra era la distancia de sus pupilas, sin abismos...
.
.
.

45 comentarios :

Luni dijo...

PRIMER PRIMER PRIMERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

Muuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaáaááaáámmmm
muñeca!!! :-D

Dragonfly dijo...

Siempre me ha llamado la atención eso de poder pertenecer a una película blanco y negro.

Besos ;)

-Pato- dijo...

Buena música para recorrer cualquier distancia entre pupilas.

Me gusta leerte.

Besos

fgiucich dijo...

Me hiciste acordar de Casablanca, vaya a saber por què. Abrazos.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Interesante y romántico ha resultado el relato. De pronto me he sentido en un bar de bourbon Street, obscuro e impalpable, escuchando Jazz en New Orleans.

CurroClint dijo...

Esa escena la quiero para mí, con todo incluido, con todo...
Besos

Krad dijo...

Me sumergi en ese momento.

Un abrazo

Darilea dijo...

Una distancia negra me sugiere un distanciamiento triste, aunque cercanas tengas las manos.
Ayss que romantico será la tarde?
Besitos Bohemia.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola, precioso relato!!!

Bss. Nos vemos.

Rubén Iglesias dijo...

Esto sí que es saborear la vida, y un encuentro, y una melodía, y un café.

Nacho dijo...

Uf, Bohe, me llevaste a una de esas novelas negras de gansters, pistolas, garitos oscuros y llenos de humo... Y, claro, con la chica de turno besándose apasionadamente con Bogart.

Siempre nos quedará París, ya sabes.

Un besorrio.

lunara dijo...

el relato me transportò como si lo estuviera viendo en vivo!... ^_^...

De cenizas dijo...

He sentido el tacto de la mano, el aroma del café, la música, los latidos... ¡todo!

besos

Rodolfo N dijo...

Que hermoso relato, parece ser vivido.
besos, amiga

Alejandra dijo...

Café, ojos, jazz, ufff vaya combinación ¡¡¡¡bomba!!!!

Besitos.

Basquiat dijo...

excelente ambiente y excelente musica.

Hot Woman dijo...

Sentí el aroma del vino, sentí las pulsaciones. Realmente me transportaste al escenario de tus historia. Besos

Danelí dijo...

Creo que ninguna historia en la vida de cualquiera se teje sin tener en algún minuto como hilo una taza de cafe, buena compañía, música, un cigarrillo tal vez, e incluso un beso.
Y la canción que has colgado, me encanta.

Un beso

almena dijo...

¡Cómo me ha gustado la ambientación que le has dado con tu post!

:)

besos

MONROY dijo...

Buenos relatos e imágenes!

Fer R. Monroy
http://monroyfotografia.blogspot.com/

Elipse dijo...

La música es increíble, linda combinación para sus palabras!
besos!

digler dijo...

me quedé con el sabor del vino en los labios

Carlos dijo...

...nada como un buen café negro para recordar...

Sara dijo...

Me has sumergido en el café, sin distancias, sin abismos.
Besos

TERESA dijo...

Me encantan las peliculas en blanco y negro, y ese encuentro , no se ha sido como estar hay mirando por un agujerito.
Me ha gustado mucho.
TERESA

Isa dijo...

No bebo café, no me gusta el vino, odio el tabaco (y mucho más que mi pelo se impregne de su olor)... pero a pesar de todo lo negativo de mi mensaje, me ha encantado tu relato.

Un beso Bohemia.

Clau dijo...

Felicidades Bohe te has ganado un premio y lo tengo en mi Blog de Terepondondin, un abrazo!
:D

PD: como siempre este post estuvo ssshhhh!!.. GENIAL!

Cat's dijo...

siempre me gusto la idea de ser la chica de un gansgter, en el medio del peligro pero no involucrada,vivir escenas en blanco y negro, llevar vestido y tacones....

TOROSALVAJE dijo...

Todas aquellas películas y novelas siempre me han fascinado.

Buen post Bohemia.

Besos.

Clarice Baricco dijo...

Con el cafecito de mi tierra, escucho esta voz sensual que compartes.
Te he servido café.

Besos princesa.

Stalmat dijo...

Recomiéndame un libro si?

Acabo de terminar "Travesuras de la niña mala" y con este post me das las idea de que sabes elegir bien tus libros.

Beso

el_Vania dijo...

En ocasiones, la música negra, el café negro, el humor negro, la novela negra, la etiqueta negra...
Un toque de clase, sin duda...!
Salud/OS!

Azul dijo...

El texto delicioso....pero en particular "black coffe" lo prefiero con Cesaria Evora... ;)

Bikos mil! :D

mart dijo...

Sugerente atmosfera la que se palpa a través de tu relato,me voy a preparar un café negro y escuchar algo de jazz.Un abrazo bohemia

Bohemia dijo...

AZul: Yo también lo prefiero con C. Evora, es si cabe más hermoso en su voz, pero, no encontré el video. Besos bonita!

DINOBAT dijo...

Y eran felices, o pertenecían al pasado?

Lovely dijo...

Hola guapísima!
Hoy yo también me siento la chica del gangster. Mis manos quieren sentir esas manos , mirarse en esos ojos, y latir al ritmo de esa música.

Un besazo enorme!

cieloazzul dijo...

Ays Bohe...
yo me pierdo entre tus letras...
con tal facinación!!!
besos!

Angie Sandino dijo...

Y este post me llevo a los tiempos de Bogart!

Un beso desde miami rumbo a casa!

mentecato dijo...

Interesantísimo.

Mordisquitos dijo...

Es curioso, el ambiente de una película en blanco y negro. Ni siquiera las películas ambientadas en la edad media o antigua merecen rodarse en blanco y negro a pesar de ser anteriores.

Trini dijo...

Y, es que a veces, la imaginación en activo, nos hace vivir escenas idilicas. Cada cual disfrute con la suya...

Besos

http://poemasdeshanna.blogia.com

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

He echado de menos algo de humo de cigarrillo flotando en el ambiente, asi que, ahora mismito me enciendo un pitillo para recrearme y acomodarme en este magnífico texto.
Vino y besos.

Sandra dijo...

Pasé a saludarte... ! magnífico.. relato.. magnífico vídeo... !

Besos.

Kim Basinger dijo...

Me gusta mucho lo que dices y me gustaría estar tomando una copa en el black coffe.