lunes, febrero 20, 2006

Una brizna de hierba...


Una brizna de hierba dijo a una hoja caída de un árbol en otoño:

-¡Cuanto ruido haces al caer! Espantas todos mis sueños de invierno.


La hoja replico indignada:

-¡Tú, nacida en lo bajo y habitante de lo bajo, eres insignificante e incapaz de cantar! ¡Tu no vives en las alturas y no puedes reconocer el sonido de una canción!

La hoja de otoño cayó en tierra y se durmió. Y cuando llegó la primavera despertó nuevamente de su sueño y era una brizna de hierba. Y cuando llegó el otoño, y fue presa de su sueño invernal, flotando en el aire empezaron a caerle las hojas encima. Murmuró para sí misma:

-¡Oh, estas hojas de otoño! ¡Hacen tanto ruido! ¡espantan todos mis sueños de invierno!



.
Foto:Eligiusz Langner



75 comentarios :

la witch dijo...

La empatía es la única virtud para,realmente,entender a los demás...

Ponto García dijo...

... yo lo que necesito es calor ¡ya!..., por favor ...

TOROSALVAJE dijo...

Estoy de acuerdo con la Witch, hay que esforzarse, poniéndose en la piel del otro para afrontar los problemas.
Bonito escrito.

hack de man dijo...

Muy ilustrativo. Está muy bien. y ciertamente, mejor nos iría si supiesemos ponernos en el lugar del otro antes de prejuzgar con los cómodos estereotipos.

Bohemia, muchas gracias por tu anterior post, el de 'Agradecimientos'. Bueno también.

Vaya bien!

Maldito Duende dijo...

Otoño primavera y el otro otoño... ¿Nadie barrió ese lugar?
BESO

Antonia Katz dijo...

En cuatro estaciones cuántas cosas pueden pasar!! y la naturaleza nos habla a veces tan sutilmente, hay que aguzar el oído para poder escuchar sus parlamentos... Un abrazo

fgiucich dijo...

Nunca hagas a otro, lo que no quieres que te hagan a tì. ¿Has escuchado alguna vez el sonido que produce una hoja al caer a tierra una tarde otoño?

Noa- dijo...

Que bella manera de expresar que poco nos ponemos en el lugar de los demás, cuando en un tiempo no tan lejano nos podemos ver en esa misma situación.

Un saludo

pqueno dijo...

es precioso....un cuento q debería ser ya un clásico

abrazos ausientes

Cris dijo...

Todos nacemos con ella, con la empatía. Es sin embargo una de esas cosas que hay que desarrollar, mimar, usar, para que no se oxide.
Preciosa fábula.
Un beso.

Paola dijo...

debemos de ser tolerantes con las otras personas para que ellos lo sean con nosotros
Besitos

distraido dijo...

PRECIOSO SUEÑO DE REENCARNACIONES
BSS

Aliara dijo...

Dicen que por la boca muere el pez... y así es.

Felicidades también por el post de los malos tratos. Ya viste el que yo le dediqué. Esperemos que algún día se acabe esta pesadilla.

noemi dijo...

Si, al final somos cadencias de la misma cosa, repetidos hasta el infinito aunque creamos que no lo seremos.

besitos

Trini dijo...

Lo que prueba que no se puede hablar de nada ni nadie pues como estas hojas, todo cae encima...

Besos mil

Toni dijo...

Qué preciosidad de historia.

Como el cuento del patito feo, que en realidad era un cisne, pero versión vegetal y gaditana.

Qué haces ahí y no estás en el Falla??? Mariloli coge el mooooovi.

Te veré el sábado en La Viña?

digler dijo...

será que el tiempo se lleva nuestra paciencia? o es que después de unos años ya queremos recordar lo que fuimos?

reflejos dijo...

Tropezamos más de una vez con la misma piedra. ¿Acaso es fruto de la mala memoria?

Me encantó.

Un beso.

JOLGORIO dijo...

Bonito escrito, lo hacemos poco y deberiamos hacerlo mucho, me refiero a ponernos en el lado del otro antes de apresurarnos a juzgar su comportamiento, pues todo tiene su razonamiento aunque sea incoherente. Un beso invernal.

De barro y luz dijo...

La memoria no atraviesa el oscuro túnel entre la vida y la muerte... pero la historia nos lo cuenta.

Muy logrado. Te felicito.

Irarrazabal dijo...

Tú me llamas y yo corro a verte!!!.
Esto es como el paso de una vida a otra. Puedo sentir que, en cierto modo estamos conectados, pues es de lo que he escrito el día de ayer, te invito a que me des tu opinión.
www.eirarrazabal.blogspot.com (no es el de poesía.
Saludos tan grandes como el ruido de la hoja de otoño al caer.

Darilea dijo...

Ponernos en el lugar del otro
es lo que deberiamos siempre hacer en vez de juzgar, pero eso pasa tan pocas veces, que asi anda el mundo.
Besitos Bohemia bonita fabula.

Princesa dijo...

Por eso es que no debemos ser desagradables con la humanidad, nunca sabes cuando te tocara estar del otro lado.
Besos de verano :)

m-lita :por sentir tanto dijo...

todo da vueltas, si no sabes reconocer esto entonces andas ciego en la vida

Rodolfo N dijo...

Es la realidad circular, donde moramos. Saludos

13libelulas dijo...

Un bonito regalo para una tarde lluviosa como la de hoy.
Me ha gustado mucho descubrir tu blog.
Una paisana con nostalgia de su preciosa tierra.

menina dijo...

Al final casi todos hacemos lo mismo, antes o después.

Ricardo dijo...

Parece una metáfora de lo que nos acontece en la vida, que según con el cristal que la miramos así opinamos.

Nacho dijo...

Menos mal que no pasó por ahí Bob Marley.

O ¿no hablas de esa hierba? Estoy hecho un lío.

meiga dijo...

muchas veces deberiamos de ponernos en la piel del otro, y asi saber como se siente.... y no ser tan crueles!!!
Una historia preciosa.
mil bicos

critic dijo...

suele suceder...

Chary dijo...

Vaya si tienes razón... a veces, somos incapaces de ponernos en lugar de los demás... con lo fácil que parece, verdad??
Precioso, como siempre!

Takeva dijo...

la pena es q tarde o temprano todos pecamos de lo mismo... quien no ha sido hoja de otoño?

Donosito dijo...

precioso escrito...se nota la ternura de tus letras...
besos

Adriana dijo...

Caras vemos corazones no sabemos... hay que ver más allá de los simple...

ANGEL dijo...

las hojas de otoño me dan mucha pena al verlas caer pero mas pena me da al escucharlas cuando uno camina sobre ellas, el otoño en general me da mucha nostalgia.
no es una de mis estaciones favoritas pero prefiero el mar el sol la arena. en mi pais esta haciendo mucho calor y es todo muy increible besitos y nos leemos suerte en todo

bohemiamar dijo...

Si es que no hay que escupir hacia arriba porque siempre cae para abajo. Un beso.
bohemiamar.

matiasfontecilla dijo...

La compasión... una virtud olvidada. Precioso texto, no cabe duda.

Saludos.
PD: Gracias por tu comentario en mi blog... confieso que durante una época, me enamoré de esa artista.

ZzZzZ dijo...

me encanta el otoño...
estación mágica para mí!!

besitos

Baakanit dijo...

Qué belleza!

"-¡Cuanto ruido haces al caer! Espantas todos mis sueños de invierno" Qué grosera!

Todos deberiamos ponernos a cantar!

haku's mind dijo...

Coincido con Witch. Sólo una palabra al terminar de leer el texto: Empatía.

almena dijo...

un cuento para no olvidar.
Para recordarlo en muchas de nuestras situaciones cotidianas...

un besazo!

Francisco dijo...

No hace falta hacer mucho ruido
para expantar a toda una manada.

Besos.

Juan Pablo Belair Moreno dijo...

Desde la vorágine de tus feligreses te escribo para contarte que hoy caminaba por una calle más poblada por plátanos orientales que personas, añosos árboles de imponente ramaje que erigen una nave central de catedral, y donde el viento al pasar a hurtadillas generaba un sonido anestesiador... justamente de hojas secas a punto de caer... fue un momento de felicidad de aquella que no se seca y que sin embargo resuena por mucho tiempo en la memoria.

blenfes dijo...

La vida es circulo.
Cuanto tiempo, niña...Como echaba de menos pasarme por aquí¡¡
Te dejo caer un beso sigiloso.

Salón de sol dijo...

El ruido de un beso, no retumba como el de un cañón, pero su eco dura mucho más, como las hojas al caer sobre la hierba, a ritmo de corazón...
Helena.

EXPLORACIONES.......... dijo...

Espero que ningun ruido espante mis sueños de otoño.

Hermoso post

Un abrazo

vylia dijo...

La tolerancia y la capacidad de ver la vida desde la pupila de los demás son dos grandes virtudes que adquirimos poco a poco, cuando queremos que los demás vean a través de nuestros ojos. Me ha gustado mucho que me visites y venir a visitarte. Un abrazo.

Luis Risco dijo...

Que buena... soy un perro que se comió su cola, hasta los dientes.
Un saludo

Luis.

Raquel Olvera dijo...

Sólo se sabe lo que pasa enfrente cuando estás enfrente.

Proteus dijo...

Bonito cuento.
Saludos

Patricio dijo...

A veces los problemas son como un viento huracanado. No dejan nada en pie, pero debajo de alguna rama caída queda algo...un pedacito de alma que renace...

Marian dijo...

Sutil moraleja... no solemos ponernos en el lugar de los otros, ni siquiera a la par, casi siempre preferímos estar por encima.
Un besín

Zifnab dijo...

Buen rollo das niña

Que buen cuento

Se feliz

aminuscula dijo...

Ay sí, a mi me pasó exactamente eso. Sí. El timpo nos pone en nuestro sitio.

Un beso

Sweetmayo dijo...

Ep, qué bonito relato... Alguien me habló un día del sentido de la palabra "compasión", pero no compasión en el sentido cristiano y católico... y desde entonces trato de entender aunque no comprenda, trato de no estar por encima de personas ni cosas, trato de no juzgar... Porque como bien dice Aminuscula, si no lo aprendemos nosotros ahora, el tiempo se encarga de que lo aprendamos... Besos color café de media mañana...

Kurdo dijo...

Motjaba y Arash son dos bloggers iraníes que han sido encarcelados por escribir en sus respectivos blogs lo que piensan del régimen de los Ayatolas.

Hoy, 22 de Febrero, el Comité para la protección de los bloggers pide que todos los bitacorer@s pongan en su blog la frase "Free Mojtaba and Arash Day" como protesta.

Circe dijo...

Preciosa historia, es verdad que a veces nos apresuramos a ver los defectos de los demás y somos incapaces de dar segundas oportunidades, pero luego, cuando te pasa a tí lo ves todo tan normal...
Un besiyo

Hepoir dijo...

Que relato tan edificante y educativo.

Mirtha dijo...

Nadie sabe las goteras en casa ajena, es un dicho muy bien dicho para poder opinar sobre algun problema debes por un momento ponerte en los zapatos del otro y mirar el cristal desde otro punto de vista.

Ary dijo...

Una historia muy japonesa, te recomiendo a Yasunari Kawabata.

kutumancia dijo...

que buen relato...cada dia que te leo me arrancas una sonrisa...

besos

Estrellada dijo...

Cambio drástico de post anterior a este pensé al leerlos juntos...y enseguida logré profundizar que no es así...en ambos se lee "el mirar sólo el propio ombligo", el desconocer las necesidades del otro. Gracias por dar otra oportunidad a la reflexión!

Cazadora de almas dijo...

Precioso! Me has hecho pensar en profundidad...

Besitos guapa!

Seleka dijo...

la vida es un continuo cambio, ciclos que se inician y acaban, hoy estás arriba y mañana puedes estar abajo...hay que aprender de todo, hay que adaptarse.
Besos

Este texto tiene miles de interpretaciones, me ha encantado :)

yoymimismo dijo...

Excelente cita de Khalil Gibrán...besos

Isaac

Larissa dijo...

Nada como ponerse en los zapatos el otro para lograr comprender :) muy linda historia, ayuda a reflexionar, saludos!

natalia (cenicienta) dijo...

sin duda a veces para entender a los demás deberíamos ponernos en los zapatos del otr.. besos

incondicional dijo...

Me gustó mucho el relato. Suelo ponerme en el lugar de la otra persona, si no es bueno para mí, tampoco lo será para ella.
Un abrazo.

JAZZ dijo...

to tenía un profesor que nos gritaba: EMPATÍA lo que teneis que tener en la vida es EMPATÍA!!!

Un abrazo. JAZZ.

Colombine dijo...

cada vez son más largos los inviernos . eso debe ser envejecer . cada vez se espera con más fuerza un gran viento que se lleve muy lejos las hojas muertas . y renazca la hierba aún más viva y más verde. dime cuanto puede tardar la primavera.

Clandestina dijo...

muchas verdades en este fragmento tan pequeño... sí sí...

Mary Rogers dijo...

La vida es tan circular. A veces es bueno tener la paciencia para ponerse un segundo en el lugar del otro.

Lety dijo...

Un texto hermoso, una lección de vida en verdad.

Besos querida Bohemia

irene dijo...

Qué bonito cuento!Espero que nos cuentes la segunda parte.
Un beso