jueves, septiembre 29, 2005

Alguien escribió:


"...Me gustaría a alguien arrullar,sentarme junto a alguien y estar.Me gustaría mecerte y cantarte,contigo en los sueños, salir y entrar.
Querría ser el único en la casa
que supiera que fue fría la noche,
y querría escuchar, adentro y afuera,auscultarte a ti, el mundo y el bosque.
Los relojes se llaman con sus dobles,
y se le ve entonces el fondo al tiempo.
Y abajo pasa un hombre raroe importuna a un perro también extraño.
Detrás se hace el silencio.
En ti he puesto los ojos abiertos de par en par,
te sostienen suavemente y te sueltan
cuando se mueve en la oscuridad..."



1 comentario :

mark66 dijo...

Y dijo bien...
;o)

En cuanto al post inmediato a este, te diré: Yo intento huir todo lo que puedo de esos días en los que los cambios de humor se multiplican por mil, y no se sabe ni la razón ni el porqué. Quizá sea porque nos queremos comer el mundo, y no sabemos ni cómo hacerlo. Hay veces que quisiera hacer tantas cosas a la vez, que la frustración llega demasiado pronto para ser capaz de reaccionar y poner de nuevo los pies en la tierra. Una pena, ¿verdad?